Josep Maria Álvarez dejará de ser secretario general de UGT de Catalunya en abril

Josep Maria Álvarez, UGT de Catalunya
EUROPA PRESS
Actualizado 22/10/2015 19:34:32 CET

Cree que las elecciones catalanas están demasiado rodeadas de "cuestiones tácticas"

BARCELONA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

UGT de Cataluña celebrará el próximo mes de abril el XV Congreso Nacional, en el que se renovará el equipo de dirección y se sustituirá a Josep Maria Álvarez como secretario general, después de 25 años y siete mandatos al frente del sindicato.

"Mi tiempo como secretario general acaba en el congreso que celebraremos en abril", ha manifestado Álvarez en declaraciones a los medios este jueves, cuando se ha celebrado una reunión extraordinaria del comité nacional del sindicato --el máximo órgano de decisión entre congresos-- para convocar el congreso.

Álvarez ha asegurado que el sindicato está en unas "condiciones extraordinarias para generar un nuevo equipo de dirección", y ha afirmado que no le corresponde a él liderar la renovación, sino al conjunto de la organización.

Ha explicado que el Congreso Nacional se ha avanzado un año frente a lo previsto, pero ha asegurado que esto no modifica su decisión de dejar la Secretaría General, porque "entra dentro de las previsiones" del sindicato desde el último congreso.

Ha explicado que, más allá de un cambio en la dirección, el congreso servirá también para cambiar las estructuras internas del sindicato, con la reducción de las federaciones --de seis a tres-- y con un proceso de "sectorialización" que pretende acercar la organización a los trabajadores.

Al ser preguntado por si tiene intención de entrar en política tras dejar el cargo, Álvarez ha asegurado que no tiene "ninguna expectativa" de dedicarse a la actividad política.

NUEVAS EXPECTATIVAS

Álvarez ha considerado que Cataluña y España están viviendo un momento político interesante, ya que las elecciones municipales abren nuevas expectativas porque "la ciudadanía ha visto que se pueden cambiar las cosas.

A nivel estatal, ha reiterado que es necesario derogar la reforma laboral porque, si no, las luchas que los sindicatos hacen empresa a empresa "aportará éxitos pero difíciles de consolidar".

Sobre las elecciones catalanas, ha considerado que "aún están demasiado rodeadas de cuestiones tácticas" y que no corresponde a las organizaciones sociales posicionarse.

"Si el día 27 hay elecciones, los ciudadanos estarán convocados para escoger un Parlamento; para algunos tendrán carácter plebiscitario y para otros no", ha manifestado, y ha subrayado que más allá de esta cuestión no se puede obviar el debate sobre las políticas sociales y económicas que se deberán llevar a cabo los próximos cuatro años.