El PP admite que pudo mejorar la fórmula de revisión de las pensiones, pero dice que no tenía acuerdo parlamentario

Imagen de la movilización.
EUROPA PRESS. - Archivo
Publicado 21/03/2018 18:25:16CET

El portavoz en el Pacto de Toledo dice que una transferencia a la Seguridad Social y no un préstamo habría aliviado su déficit

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El PP ha reconocido este miércoles que una transferencia a la Seguridad Social, y no un préstamo como el realizado en 2017 para permitir al sistema hacer frente a sus gastos y cuadrar el déficit, habría mejorado la fórmula para revalorizar las pensiones, pero que no se hizo así, entre otras razones, porque no había acuerdo en el Pacto de Toledo.

"Si el déficit se hubiera cubierto con una transferencia del Estado, inmediatamente los ingresos cubrirían y no habría déficit de la Seguridad Social", ha explicado su portavoz ante esta comisión, Gerardo Camps a la salida de la reunión celebrada este miércoles.

"Es una decisión que, como en esos momentos (el Gobierno) no tiene Pacto de Toledo que lo haya acordado, decidió que la fórmula del préstamo, como en años anteriores, era la adecuada para tranquilizar a los pensionistas", ha aseverado el diputado, concluyendo que "las pensiones se van a pagar todos los meses".

EN LA FÓRMULA CABEN MEJORES SUBIDAS, INSISTE

Camps hacía estas valoraciones para incidir en que en la actual fórmula caben no solo revalorizaciones al ritmo del IPC, sino incluso por encima de la inflación, ya que unos incrementos en los ingresos en el sistema --como pudiera ser la citada transferencia por parte de la Administración central-- mejorarían la fórmula. "El equilibrio traería el mantenimiento y la ganancia. En el IRP (Índice de Revalorización de las Pensiones) cabe mantenimiento y ganancia", ha insistido.

Así, ha criticado el empeño de grupos como PSOE y Unidos Podemos por volver a la inflación como único indicador cuando, en esa fórmula "caben" propuestas como las que plantean. Bien sean los impuestos a la banca y a las transacciones financieras, como plantea el PSOE, o la cobertura por parte del Estado de todo lo que no pueda cubrirse con cotizaciones para sanear el déficit, como aboga Unidos Podemos.

Todo ello después de una nueva reunión del Pacto de Toledo, la primera desde el Pleno del pasado jueves dedicado al presente y futuro del sistema de pensiones en el que compareció el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

PRÓXIMO MARTES, NUEVA REUNIÓN

En la reunión, la comisión ha acordado volver a reunirse el martes 27 de marzo, antes de Semana Santa, para abordar y plantear propuestas sobre cuatro elementos concretos: sostenibilidad, mantenimiento del poder adquisitivo y suficiencia, posible pérdida de confianza de la ciudadanía en el Pacto de Toledo y la brecha de género.

Varios portavoces han comentado a la salida de la reunión que en ese encuentro esperan definir cada postura sobre lo que es cada cuestión, en especial en lo referido al mantenimiento del poder adquisitivo: "Quienes no estén de acuerdo o que planteen algo alternativo que lo digan, pero no hagan perder el tiempo al país e incrementen la impotencia que ya hay en las calles", ha dicho Ignasi Candela, de Compromís.

"No salimos contentos en absoluto. Hemos planteado que no tiene sentido el Pacto de Toledo si no refleja los retos de la sociedad y las preguntas que se están haciendo miles de pensionistas", ha dicho Aina Vidal, portavoz de Unidos Podemos en la comisión, que cree "absolutamente anormal" que se aprueben mociones sobre la revalorización y el factor de sostenibilidad y que, en el Pacto, sean "incapaces de reflejar este consenso social y político".

Mercè Perea, del PSOE, ha señalado que existe "cierto consenso" en que es necesario garantizar el poder adquisitivo. "Si el PP no quiere garantizar el poder adquisitivo, que lo diga así. No se ha pronunciado tan tajantemente", ha señalado, insistiendo que "el más claro" no deja de ser el IPC. "Desde luego, no hay otro índice como el de España en el mundo", ha apostillado.