(Am) El juez decreta el embargo preventivo de bienes de Gonzalo Pascual y Díaz Ferrán por 37,64 millones

Actualizado 06/08/2010 16:25:05 CET

Ve "riesgo" de que el patrimonio de los demandados "disminuya o directamente desaparezca" hasta que se resuelva el concurso

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid ha decretado el embargo "preventivo" de bienes por importe de 37,64 millones de euros a Inversiones Grudisan --sociedad patrimonial de Gerardo Díaz Ferrán--, a su socio Gonzalo Pascual, a sus hijos Gerardo Díaz Santamaría e Ignacio Pascual de Riva, así como a José María Llodrá Serrano por el concurso de acreedores de Air Comet.

De esta cantidad responderían solidariamente todos los miembros del consejo de administración de Grudisan. La cuantía del embargo corresponde al pasivo generado en el periodo comprendido entre marzo de 2008 y diciembre de 2009, según el auto hecho público por el Tribunal de Superior de Justicia de Madrid.

El juez considera "fundada la posibilidad de que el concurso se califique como culpable y de que la masa activa sea insuficiente para satisfacer todas las deudas" y ordena que se realicen todas las averiguaciones patrimoniales precisas para poner en práctica dicho embargo, sin perjuicio de la designación de bienes por la Administración concursal.

La concursada (Air Comet) se hallaba en situación de insolvencia con anterioridad al inicio del plazo de solicitud de concurso, lo que pudo generar en una agravación de su situación financiera al mantener una sociedad que "no puede atender a sus obligaciones, generando nuevos gastos y contrayendo nuevas obligaciones", situación de la que considera "culpable" a la compañía, reza el auto del juez Javier Yañez Evangelista.

"La posibilidad de que el concurso (Air Comet) se califique como culpable implica que el administrador o liquidador ha actuado con dolo o culpa grave determinante de la generación o agravación del estado de insolvencia, por lo que cabe entender que ante una eventual condena a la cobertura del déficit podría eludir la efectividad de la sentencia", señala.

En este sentido, el juez aplica el criterio jurídico 'periculum in mora', al entender que existe "el riesgo" de que por el transcurso del tiempo necesario para resolver el concurso, el patrimonio de los demandados "disminuya o directamente desaparezca", bien por acción de los mismos o por el curso de la aplicación de otros procesos concursales.

Hasta el momento, se ha declarado concurso necesario para las filiales del grupo Marsans, del que ambos socios eran propietarios, para Viajes Marsans y Mundicolor, cuya gestión afrontar los nuevos propietarios Posibilitum Business, y se ha solicitado igualmente concurso voluntario para una tercer filial, Tiempo Libre.

Air Comet, que perdió la licencia de vuelo en diciembre coincidiendo con las navidades, lo que afectó a unos 24.000 pasajeros según el tribunal, presentó su solicitud de concurso de acreedores, antigua suspensión de pagos, el 23 de marzo.

A fecha de hoy, 740 trabajadores tiene su relación laboral con la aerolínea suspendida por el ERE aprobado en enero.

Air Comet tiene un activo de 84,5 millones de euros frente a un pasivo de 310,4 millones de euros. Entre sus principales acreedores figuran la Seguridad Social, la Agencia Tributaria, y el banco alemán HSH Nord Bankque por el impago del alquiler de aviones, además de los empleados.

En contra del auto no cabe recurso, sin perjuicio de oposición en los 20 días siguientes a su notificación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies