(Ampl) Anticorrupción presenta denuncia contra Trinitario Casanova ante el juzgado por el caso Blueprime

Actualizado 07/11/2008 20:07:21 CET

El empresario se podría enfrentar a entre seis meses y dos años de prisión por supuestos delitos de manipulación del valor del Popular

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía Anticorrupción presentó hoy ante el Juzgado de Instrucción de Madrid una denuncia contra el empresario Trinitario Casanova Abadía por la presunta difusión de noticias falsas para intentar alterar el precio de su participación en el Banco Popular para venderla a la sociedad Blueprime, según informó hoy la Fiscalía Anticorrupción en un comunicado.

Tras examinar la documentación remitida la semana pasada por la Comisión Nacional de Valores (CNMV), la Fiscalía considera que se ponen de manifiesto unos hechos que podrían ser constitutivos de un delito relativo al mercado y los consumidores tipificado en el artículo 284 del Código Penal (CP) en relación con el articulo 287.2.

El organismo regulador investigó a Casanova por la supuesta adquisición de su participación del 3,5% en el Banco Popular por parte de la sociedad fantasma Blueprime, al considerar que existía indicio de manipulación de mercado. Ahora será el juez instructor que corresponda por turno de reparto el que asuma la investigación.

La CNMV denunció ante la Fiscalía General del Estado, que otorgó la competencia a Anticorrupción, la difusión, en junio de 2008, a través de la prensa económica, de noticias relativas al inminente lanzamiento por parte de un supuesto grupo inversor mexicano de una oferta pública de adquisición de acciones sobre el Banco Popular, lo que provocó una súbita subida de su valor "no acorde con la evolución del mercado", explica la Fiscalía.

"La investigación llevada a cabo por la CNMV puso al descubierto tanto la irrealidad de la operación como la falsedad de la información publicada", explica el Ministerio Fiscal.

Casanova se podría enfrentar a penas de prisión de entre seis meses a dos años o multa de 12 a 24 meses por difundir noticias falsas con la intención de alterar los precios, según el artículo 284 del CP. Asimismo, no será necesaria denuncia alguna por parte de perjudicados si el juez determina que los delitos afectan a los intereses generales o a una pluralidad de personas, según el artículo 287.2.

INDICIOS SUFICIENTES CONTRA CASANOVA

"La investigación de la autoridad bursátil proporciona elementos suficientes que apuntan de forma indiciaria a la participación del empresario en diversas maniobras dirigidas a promover y sostener en el tiempo dichas noticias con el fin de alterar artificialmente la cotización del referido valor, y así obtener un beneficio con la venta de las acciones de su propiedad", explicó Anticorrupción.

El supervisor bursátil constató la ausencia, de financiación y de los supuestos inversores mexicanos, que se supuestamente se encontraban tras la sociedad Blueprime que se declaraba interesada en adquirir por cuenta de terceros el 20% del capital de Banco Popular.

Por su parte, Blueprime confirmó el pasado 23 de junio un acuerdo con Trinitario Casanova para adquirir el 3,5% que el empresario poseía en la entidad y que mantenía negociaciones con otros accionistas del banco para alcanzar el 20%.

El grupo Hispania, que entonces era propiedad de Casanova y luego fue adquirido por el empresario José Ramón Carabante, remitió información a la CNMV en la que aseguraba haber alcanzado un acuerdo para vender su participación a un grupo de inversores mexicanos, representado por Blueprime, condicionando la operación a que éstos alcanzaran el 20% del banco.

Los rumores sobre el posible interés del grupo inversor mexicano en el Popular comenzaron el día 12 de junio y en esa jornada y en la siguiente los títulos de la entidad subieron más del 12%. Los acciones de la entidad presidida por Ángel Ron volvieron a subir un 4,6% después de que el grupo Blueprime confirmara su intención de comprar.

Por su parte, Casanova fue diluyendo su participación en Banco Popular como consecuencia de la pignoración de títulos por parte de sus acreedores, hasta completar su salida con la venta del 1% que aún poseía al empresario José Ramón Carabante.

En concreto, el empresario vendió a Carabante el Grupo Hispania por un importe de 650 millones de euros, incluyendo una participación del 1% en el Banco Popular, así como otros activos que comprenden edificios, centros comerciales, locales y solares, aunque la entidad precisó a la CNMV que la participación indirecta de grupo Hispania en su capital se situaba en el 0,636%.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies