Ex consejero de Banesto dice que la compra del 45% de Aguas de Fuensanta benefició a las dos partes

Actualizado 20/05/2008 21:18:17 CET

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El ex consejero de Banesto José Corral Lope afirmó hoy ante el juez que en la compra del 45,3% de Aguas de Fuensanta, empresa vinculada a la familia de Rodrigo Rato, por la que Banesto pagó 6 millones de euros en 1999 "la familia Rato se ahorró la ejecución de un crédito y ambas partes salieron beneficiadas", según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Corral compareció hoy como imputado junto con el director general de Banesto entre 1994 y 2000, José Ángel Merodio, ante el titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, José Sierra, dentro de la causa que investiga esta operación y la venta de la sede de Banesto de Castellana 7 en 1994.

Corral, que fue director general de Recuperaciones de la entidad entre 1994 y 2001, reconoció haber participado en "negociaciones" con Ramón Rato, hermano del ex director gerente del FMI, con la finalidad de cancelar un préstamo, y especificó que "ningún dinero fue a la familia".

El ex consejero explicó que este tipo de recuperación del dinero prestado es "habitual y de tipo medio", y negó la participación en las negociaciones del presidente del grupo Santander, Emilio Botín. Corral dijo "no saber nada" de la venta del edificio de Castellana 7 e 1996.

Por su parte, Merodio negó tener conocimiento tanto de la venta del edificio de Castellana 7 como de la compra de la participación de Aguas de Fuensanta. El antiguo director general de Banesto afirmó "no saber nada" a la mayoría de las preguntas formuladas por el juez y se negó a contestar a las formuladas por la acusación particular.

Ambos entraron en Banesto en 1994, tras la compra por parte del banco Santander, con el equipo formado por el ex presidente de la entidad, Alfredo Saénz, quien declarará el próximo jueves como imputado dentro de esta causa.

La causa penal, motivada por la querella presentada en 2004 por el abogado Francisco Franco Otegui y ampliada en 2005 por Antonio Panea, considera que Banesto adquirió el 45,3% de Aguas de Fuensanta a la familia Rato cuando la empresa presenta situación de quiebra técnica y que el alto precio pagado por la participación no estaba justificado.

Asimismo, piden que se investigue un presunto desvío de casi 600.000 euros del patrimonio de la entidad en perjuicio de los accionistas durante la operación de venta de la sede de Banesto, situada en el Paseo de la Castellana número 7 de Madrid, cerrada en junio de 1996.

El juez mantiene a 15 imputados en la causa, ente los que se encuentran el presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, y su hermano y segundo accionista de Bankinter, Jaime Botín, ambos declararon ante el juez el pasado 8 de mayo.

El próximo día 27 de mayo acudirán a declarar el ex ministro de economía y ex gerente del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato, y su hermano, Ramón Rato. Todos ellos están imputados por presuntos delitos de apropiación indebida, administración desleal, falsedad en documento mercantil, cohecho y negativa al derecho de información.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies