Exdirectivos de Nueva Rumasa se querellan contra los Ruiz-Mateos por defraudar 290 millones de euros

 

Exdirectivos de Nueva Rumasa se querellan contra los Ruiz-Mateos por defraudar 290 millones de euros

Consejo De Administración De Nueva Rumasa
NUEVA RUMASA
Actualizado 11/05/2012 14:06:00 CET

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Cuatro exdirectivos de Nueva Rumasa han presentado una querella contra varios miembros de la familia Ruiz-Mateos por presunto fraude a la Hacienda Pública de 290 millones de euros, que ha recaído en el Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, según el contenido de la querella.

Los querellantes son el antiguo director de los servicios jurídicos de Nueva Rumasa, Joaquín Yvancos, el exdirector financiero, Félix Uceda, el que fuera gerente del Rayo Vallecano, Jesús Fraile, y el antiguo jefe de informática, Sergio Ortiz. El juez Fernando Andreu ha enviado la querella a la Fiscalía Anticorrupción para que se pronuncie al respecto.

Los cuatro acusan a la familia Ruiz-Mateos de utilizar "un diseño preconcebido para defraudar de modo doloso, consciente e intencionado a la Hacienda Pública, y eludir con total voluntad defraudatoria el pago de impuestos" por una cantidad de 143 millones de euros hasta abril de 2006, que sumados los últimos años alcanzaría los 290 millones que piden por responsabilidad civil.

En concreto, los querellantes acusan a los propietarios de Nueva Rumasa de defraudar al erario público los Impuestos de Sociedades y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) en las operaciones de compraventa de inmuebles, hoteles, solares y otros activos entre sus sociedades.

La presunta trama de defraudación se realizaba desde el despacho del economista Manuel Sánchez Marín. Éste sustituía a los administradores de las empresas de Nueva Rumasa por "testaferros" -en su mayoría sudamericanos- quienes firmaban un acta notarial por la que se comprometían al pago de los impuestos de la operación correspondiente.

Un vez firmada la operación y sin realizar ninguna declaración de impuestos ni el pago de los mismos, se procedía a transferir el dinero de la venta a la denominada 'caja única' de los Ruiz-Mateos, la sociedad Bardajera.

Por su parte, las sociedades vendedoras dejaban de tener constancia en la relación de sociedades del denominado 'libro verde' de sociedades operativas de la familia, y se integraban en otro fichero bajo el nombre de 'sociedades a extinguir'; a continuación se sacaba el dinero en efectivo de los bancos y se introducía en el circuito del dinero denominado 'B'.

"Es por ello por lo que el grupo, en lugar de blanquear dinero, lo que hacía era ennegrecerlo", asegura la querella. El antiguo jefe de informática de Nueva Rumasa es el único de los cuatro exdirectivos que no está imputado en alguna de las cerca de 60 causas penales que tramitan los Juzgados de Instrucción contra los Ruiz-Mateos por presuntos delitos fiscales.

Así, los antiguos directivos del holding de la abeja piden al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que asuma todas las causas abiertas en los juzgados por presunta defraudación y que les considere testigos. De esta forma, se abriría un proceso distinto al que investiga a los Ruiz-Mateos por la presunta estafa de los pagarés de Nueva Rumasa.

En concreto, los exdirectivos acusan al fundador de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, sus seis hijos varones Zoilo, José María, Francisco Javier, Alfonso, Pablo y Álvaro Ruiz-Mateos Rivero, así como a Sánchez Marín.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies