Pedraz finaliza las declaraciones de los ocho últimos imputados por el caso Sintel

Actualizado 01/03/2007 20:34:36 CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz finalizó hoy las declaraciones de los ocho últimos imputados por el caso Sintel, entre los que se encontraba el ex presidente de Telefónica, Juan Villalonga. Las comparecencias del vicepresidente de la sociedad Ibersuizas, Luis Chicharro y del consejero delegado que dirigió la suspensión de pagos de la compañía, Dositeo Barreiros, podrían ser las últimas de esta causa que investiga la Audiencia Nacional desde hace cinco años por la presunta insolvencia punible en la venta y posterior quiebra de la filial de Telefónica.

Tanto Chicharro como Barreiros negaron haber tenido relación directa con Villalonga, aunque sí admitieron sus contactos con ejecutivos de Telefónica. La Fiscalía Anticorrupción investiga la posible presencia de la compañía española detrás de las operaciones que llevaron a Sintel a la insolvencia entre su venta en 1996 al empresario estadounidense de origen cubano Jorge Mas Canosa y su posterior quiebra en 2001.

Chicharro negó cualquier intervención en la gestión de Sintel y explicó que su entrada en la empresa tuvo lugar el 1999 con la aportación de un crédito "a título personal" a uno de los inversores por valor de 80 millones de pesetas, según informaron fuentes jurídicas a Europa Press.

El directivo de Ibersuizas aceptó en abril del 99 formar parte del consejo de administración de Sintel, puesto que abandonó en la primera reunión del consejo al "ver que los números que le habían dado no coincidían con la realidad". Trece meses antes, el entonces consejero delegado de Sintel, Juan Antonio Casanova, ofreció a Ibersuizas una opción de compra gratuita por la totalidad de Sintel, un ofrecimiento que la firma rechazó por "incompatibilidad con sus inversiones en Cuba", informaron fuentes jurídicas.

Pedraz aceptó el ofrecimiento de Chicharro de aportar a la investigación toda la documentación relativa a su relación con Sintel.

Por su parte, Barreiros, que tras la quiebra de Sintel pasó a la empresa Mac Tec Internacional, de la cual dependían las filiales de Sintel en latinoamérica englobadas en Sintel Internacional, afirmó que "éstas estaban en la ruina, porque habían estado remitiendo todo el dinero a la matriz", informaron fuentes jurídicas.

El fiscal sospecha que las filiales de Sintel situadas en Argentina, Perú, Venezuela, México, Chile y Brasil también fueron transmitidas a cuentas situadas en paraísos fiscales.

Barreiros confirmó que la mayoría de las filiales latinoamericanas de Sintel en 1999 "estaban en suspensión de pagos" y explicó que los titulares de estas sociedades situadas en paraísos fiscales "eran abogados y profesionales locales".

Según informaron fuentes jurídicas cercanas al caso, la Fiscalía Anticorrupción "ya tiene avanzadas las peticiones de imputación definitivas", por lo que el siguiente paso, en caso de que no se presenten nuevas diligencias, sería el auto de transformación del juez que cerraría la fase de investigación y daría paso a la presentación de los escritos de acusación definitivos y con ello, a la posible apertura del juicio oral.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies