La UE se incauta de más 70.000 productos falsificados llegados por correo, la mayoría desde Asia

Publicado 07/07/2014 17:07:12CET

BRUSELAS, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Más de 70.000 productos falsificados, la mayoría de ellos de Asia, han sido incautados en el marco de una operación aduanera conjunta de la UE, bautizada ERMIS y centrada en detectar la llegada de productos fraudulentos procedentes de terceros países a través del correo -postal, aéreo y marítimo-- y en pequeños lotes.

En la operación se han incautado productos falsificados muy variados, desde teléfonos móviles, gafas de sol, piezas de repuesto de vehículos de pequeños tamaño, medicamentos, hasta productos farmacéuticos y la gran mayoría de ellos procedían de Asia, según ha informado la Comisión Europea en un comunicado.

El total de productos se ha obtenido en 634 operaciones de decomiso, si bien las autoridades aduaneras liberaron los productos incautados en otros 210 casos de decomiso debido a la falta de cooperación de los propietarios, que no identificaron los bienes ni certificaron su falsificación.

La cooperación de las empresas privadas es esencial para garantizar el éxito de las operaciones aduaneras dado que sólo los quienes tienen los derechos comerciales pueden certificar que los productos incautados no son auténticos.

Los productos falsificados no sólo plantean un riesgo a los consumidores de la UE, dado que su fabricación no suele cumplir las normas en materia de seguridad y salud europeas, sino que también perjudican al comercio legítimo.

"Los productos falsificados ponen en riesgo a nuestros consumidores y en desventaja a nuestras empresas. La cooperación fuerte, el intercambio de información eficaz y acciones dirigidas eficaces, implicando a todos los cuerpos de seguridad, es esencial para combatir a aquellos que hacen contrabando con falsificaciones", ha manifestado el comisario de lucha contra el Fraude y responsable de Aduanas, Algirdas Semeta.

"La operación ERMIS demuestra, una vez más, el gran valor añadido de trabajar juntos para combatir los riesgos comunes" a la luz de sus "grandes resultados", ha concluido.

La operación ERMIS es la última de las operaciones aduaneras coordinadas por OLAF para combatir el contrabando de productos falsificados y como sus predecesoras Fake, Sirocco, Diabolo I y Diabolo II entre otras, pretenden contribuir a aumentar los datos de inteligencia, reforzar la cooperación transfronteriza y permitir una identificación más precisa de las zonas de riesgo de contrabando.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies