Los peritos policiales declaran que Gescartera ganó 5 millones de euros a través del HSBC

Actualizado 14/11/2007 15:30:12 CET

La investigación no pudo concluir si Gescartera desvió fondos al extranjero a través de esta entidad

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los peritos policiales de la Brigada de Investigación de Delicuencia Económica declararon hoy durante la primera sesión del juicio oral por el escándalo financiero de Gescartera dedicada a analizar las pruebas periciales. Los dos peritos afirmaron que la agencia de valores realizó operaciones "ficticias" de compra-venta de acciones a través del Hong Kong Shanghai Banking Corporation (HSBC) por valor de 2.584 millones de euros de las que obtuvo un beneficio de 5 millones de euros.

Estos peritos fueron los autores del informe que estableció el mapa de relaciones mantenidas entre Gescartera y el HSBC desde 1992 hasta la intervención del 14 de junio de 2001, así como la colaboración entre los responsables de la agencia de valores y los directivos de la entidad Francisco José Bauzá, Jaime Galobart, Jesús Pantoja, Salvador Pastor y Mikel Unánue, todos ellos imputados durante la fase de investigación y presentes en el juicio como testigos, menos Unánue, acusado de partícipe a título lucrativo.

Los policías explicaron que el informe, elaborado con la documentación realizada por los peritos del Banco de España, de la Agencia Tributaria y la derivada de la fase de investigación, trató de demostrar que el HSBC operó en el mercado "en nombre" de Gescartera. Ambos señalaron que las relaciones comerciales entre la agencia de valores y el HSBC comenzaron en 1992 a raíz del contacto laboral que el padre de Antonio Camacho, Antonio Rafael Camacho Friaza, mantenía con los responsables de la entidad.

Los policías relataron cómo Gescartera y el HSBC crearon una "especie de ficción" en el mercado mediante un sistema de operaciones intradía en las que se cruzaban diariamente dos órdenes, una de compra y otra de venta, de las mismas acciones que se liquidaban al finalizar la sesión. Para realizar estas operaciones, Gescartera no estaba obligada a abonar la cantidad que invertía y sólo tenía que pagar las comisiones por las gestiones bancarias con las que la entidad obtuvo "muchos beneficios".

"Había un sistema de generar una apariencia real que iba contra la masa de los clientes", declararon. Para ello, Gescartera contaba con los clientes "testaferros" a los que se les asignaban las pérdidas que posteriormente se cargaban contra la cuenta común depositada en Bankinter y que "se iba vaciando poco a poco", entre ellos estaban los que desconocían la operatividad y los que la utilizaban para obtener beneficios fiscales. Por otra parte, estaban los clientes a los que se asignaban las ganancias contrarrestadas con las minusvalías.

EL ENGIMA DE LOS FONDOS.

Los peritos explicaron que durante la fase de investigación que tramitó el Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional hubo un "gran enigma" respecto al paradero de los fondos de los clientes depositados en el HSBC, que finalmente no se pudo determinar. Los policías declararon que en su informe describieron cómo la operativa "podría haber servido para llevarse fondos al extranjero".

Los peritos examinaron los movimientos de varias cuentas depositadas en el HSBC y relacionadas con Gescartera desde el año 1998, cuyo análisis no concluyó que dichas cuentas fueran canceladas o sus saldos retirados. "Pensamos que el dinero sigue allí", afirmaron.

Los policías explicaron que lo único que se pudo concluir fue la existencia de una "relación directa" entre varias cuentas domiciliadas en el HSBC de Suiza y Gescartera. Esta relación se produjo a través de la sociedad Stock Selection domiciliada en Londres y relacionada con Camacho, con cuentas en la misma entidad en el Reino Unido a la que se transfirieron fondos desde las cuentas suizas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies