La actividad empresarial de la eurozona cae a mínimos de 16 meses y plantea el riesgo de recaída

 

La actividad empresarial de la eurozona cae a mínimos de 16 meses y plantea el riesgo de recaída

Actualizado 05/12/2014 22:53:01 CET

LONDRES, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

La actividad del sector privado de la zona euro ha experimentado en noviembre su menor ritmo de expansión en los últimos 16 meses, según refleja el avance del indicador compuesto PMI, que se situó en 51,4 puntos desde los 52,1 del mes anterior, lo que plantea el riesgo de una nueva contracción económica.

La desaceleración del crecimiento de la actividad se explica por el empeoramiento de la situación en el sector servicios, cuyo índice PMI ha bajado a 51,3 puntos desde 52,3, su nivel más bajo en once meses, mientras las manufacturas retrocedieron a 50,4 puntos, frente a los 50,6 de octubre, su mínima en dos meses.

"La zona euro está luchando por generar algo de crecimiento, ya que el PMI indica que es probable que el PIB haya aumentado apenas entre 0,1% y 0,2% en el cuarto trimestre del año", apunta Chris Williamson, economista jefe de Markit.

Sin embargo, el responsable de la encuesta advierte de que "la caída del PMI de la zona euro hasta su mínimo en los últimos 16 meses plantea el riesgo de que la región vuelva a caer en una nueva contracción".

Entre los elementos más preocupantes del avance de la encuesta PMI, destaca la ligera reducción del volumen de nuevos pedidos, que ha retrocedido por primera vez desde julio de 2013.

Por su parte, el empleo se ha estabilizado tras reducirse marginalmente por primera vez en once meses en octubre, aunque por lo general las empresas siguen reacias a incrementar sus plantillas por la incertidumbre económica y la escasa demanda.

A su vez, los precios de venta volvieron a caer en los dos sectores estudiados, siguiendo la tendencia de caída de precios que se ha venido registrando desde abril de 2012, aunque la tasa de declive se ha moderado ligeramente en noviembre.

"Una caída de los nuevos pedidos por primera vez en casi año y medio, aunque apenas muy marginal, sugiere que el crecimiento podría seguir desacelerándose en diciembre", señala Williamson.

"Los responsables de la política monetaria sin duda alguna estarán decepcionados al ver que los anuncios y las medidas de estímulo recientes no dan muestras de reanimar el crecimiento", añade el economista, quien espera que crezca la presión para que el BCE tome más medidas con el fin de fortalecer la economía.

FRANCIA Y ALEMANIA NO OFRECEN SÍNTOMAS DE MEJORA.

Por otro lado, el avance de la encuesta PMI de Francia volvió a mostrar en noviembre una nueva contracción de la actividad, aunque el indicador se situó en 48,8 puntos desde los 48,3 de octubre, su nivel más alto en dos meses.

En concreto, el sector servicios galo mejoró a 48,8 puntos desde los 48,3 del mes anterior, mientras que las manufacturas empeoraron a 47,6 desde 48,5 puntos.

Aún así, la actividad del sector privado francés se mantiene en terreno recesivo por séptimo mes consecutivo.

En el caso de Alemania, el dato adelantado del PMI compuesto bajó en noviembre a 52,1 puntos desde los 53,9 de octubre, en mínimos de 16 meses, con un empeoramiento en el sector servicios a 52,1 puntos, frente a los 54,4 del mes anterior, mientras las manufacturas cayeron a 50 puntos desde los 51,4 de octubre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies