La AIReF advierte sobre el riesgo de que la deuda se estabilice en los próximos años en el entorno del 90%

El presidente de la AIReF, José Luis Escrivá, presenta un estudio
Europa Press - Archivo
Publicado 22/06/2018 14:58:50CET

Los españoles dedicarán 84 días de trabajo para pagar la deuda regional

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) estima que la consecución del nivel de referencia del 60% del PIB se producirá en el entorno del año 2034, si bien advierte de que un escenario alternativo que mantuviera inalterado el déficit estructural, estabilizaría ratio de deuda en el medio plazo en el entorno del 90% del PIB.

Así lo señala la AIReF en el 'Observatorio de Deuda del primer trimestre de 2018', después de que la ratio de deuda sobre el PIB para el conjunto de las administraciones públicas se situase en el 98,8% (1.160,6 billones de euros) en el primer trimestre, aumentando 0,5 puntos porcentuales respecto a finales de 2017.

La Autoridad Monetaria advierte de que "a pesar de la reciente evolución macroeconómica positiva y unas condiciones muy favorables en los mercados financieros, la disminución en la ratio de deuda sigue siendo limitada", tras una corrección de nueve décimas del PIB.

El observatorio califica como "probable" la evolución de la senda de la ratio de deuda de las administraciones públicas prevista por el Gobierno en la Actualización del Programa de Estabilidad (APE) 2018- 2021, aunque señala que la probabilidad de consecución de la misma va disminuyendo a lo largo del horizonte temporal, hasta situarse como "improbable" en al año 2021.

CATALUÑA Y VALENCIA, NO ALCANZARÁN LA META HASTA 2040

En el caso de las comunidades autónomas, señala que las mejor situadas son Islas Canarias, Madrid y País Vasco, que alcanzarán un nivel cercano al 13% de su PIB en los próximos tres años.

Por el contrario, la AIReF constata que existen comunidades que no lograrían llegar al nivel de referencia hasta después de 2040 bajo los supuestos del escenario neutral, como Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Murcia. En cuanto a los riesgos para la sostenibilidad para el conjunto del subsector, el documento califica los mismos como "ligeramente altos y distribuidos de manera muy heterogénea entre las distintas CCAA".

En este sentido, añade que se sigue identificando un riesgo muy alto para la sostenibilidad en Cataluña, Castilla-La Mancha, la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana. Según la AIReF, en las actuales condiciones la vuelta a la disciplina de mercado para estas CCAA no resulta factible.

En el medio de la clasificación se encuentran Andalucía y Extremadura, que presentan riesgo ligeramente alto y Aragón con riesgo medio, frente a nueve CCAA con riesgo ligeramente bajo (Cantabria, Castilla y León, Asturias y Galicia) o bajo (Navarra, La Rioja, Canarias, Madrid y País Vasco).

FINANCIACIÓN ESTATAL

Además, la AIReF señala que la financiación estatal sigue incrementándose de forma generalizada, incluso para las CCAA que presentan bajo nivel de riesgo para la sostenibilidad, reflejo de un sistema que "no incentiva la vuelta progresiva a la disciplina de mercado".

En concreto, los mecanismos extraordinarios de financiación a las CCAA han seguido incrementándose tanto en términos absolutos (alcanzando los 168.500 millones de euros en el primer trimestre de 2018) como en términos relativos (casi 60% del total de la deuda del subsector autonómico y más de tres cuartas partes de la deuda de cinco comunidades -Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía, Islas Baleares y Castilla-La Mancha-).

En términos absolutos, el recurso a los mecanismos sigue siendo desigual por parte de las distintas CCAA, ya que el 70% del total de los préstamos concedidos de los fondos de financiación a las CCAA pertenece a tres comunidades: Cataluña (32% del total), Comunidad Valenciana (22%) y Andalucía (16%). Las dos primeras son, además, junto con Castilla-La Mancha, las más endeudadas en relación con su PIB.

De su lado, la ratio de deuda bruta del subsector de corporaciones locales se encuentra en mínimos históricos y la deuda neta es cercana al 0% del PIB, con unos depósitos totales acumulados cercanos a 25.000 millones de euros. De hecho, ha alcanzado el valor de referencia (3% del PIB) de la Ley de Estabilidad.

84 DÍAS DE TRABAJO PARA PAGAR LA DEUDA REGIONAL

En cuanto a los días de trabajo por persona necesarios para pagar la deuda regional, prevé que en 2018, en promedio, los habitantes de una comunidad autónoma necesitarían destinar 84 días de trabajo para amortizar la totalidad de la deuda.

Las comunidades donde se necesitan más días para amortizarla son la Comunidad Valenciana (151), Castilla La Mancha (128) y Cataluña (124), mientras que donde emplean menos jornadas sería en el País Vasco (49), en Madrid (53) y en Canarias (54).

En cuanto al componente común, Extremadura (387), Andalucía (362) y Castilla-La Mancha (340) son las comunidades cuyos habitantes tienen que hacer un esfuerzo mayor. Por su parte, donde menos días de trabajo se dedican a este fin es en la Comunidad de Madrid (197), el País Vasco (200) y Navarra (215).

Contador