Bruselas aprueba los Presupuestos de 2018 pero eleva al 2,7% su previsión de déficit

Banderas de la UE junto a la sede de la Comisión Europea
REUTERS / YVES HERMAN
Actualizado 23/05/2018 15:51:04 CET

Pide al Gobierno que esté preparado para aprobar nuevos ajustes si no cumple con el déficit este año

BRUSELAS, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha avalado este miércoles los Presupuestos Generales del Estado de 2018, al concluir que cumplen "en términos generales" con las reglas fiscales comunitarias a pesar de que el déficit público este año será del 2,7%, una décima más que lo previsto anteriormente y cinco décimas por encima de la meta pactada con la UE.

"La Comisión Europea considera que el proyecto presupuestario actualizado cumple en términos generales con los criterios del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, dado que las previsiones de primavera prevén que el déficit nominal de España esté por debajo del valor de referencia del 3% en 2018", ha informado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Sin embargo, Bruselas ha pedido al Gobierno presidido por Mariano Rajoy que esté "preparado" para adoptar "medidas adicionales" si fuera necesario para asegurar que el desvío de las cuentas públicas supera finalmente el umbral del 3%.

"El plan presupuestario es expansivo mientras que la economía española está creciendo por encima de su tasa de crecimiento potencial. La Comisión invita a las autoridades (españolas) a estar preparadas para adoptar medidas adicionales dentro del proceso presupuestario nacional para asegurar que el presupuesto de 2018 cumple con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento", remarca el documento.

España será además el único país del bloque comunitario que seguirá bajo un procedimiento por déficit excesivo, después de que la Comisión Europea haya recomendado este miércoles sacar a Francia del "brazo correctivo" de la UE.

CRÍTICA A LAS SUBIDAS DE LAS PENSIONES

En el documento sobre el presupuesto español, la Comisión Europea pone el acento sobre las subidas de las pensiones pactadas durante los últimos meses, que junto con el retraso de la entrada en vigor del factor de sostenibilidad, "pone en cuestión" el compromiso de España para reformar el sistema de pensiones.

"Generalmente no recomendamos revertir las reformas de las pensiones y esperamos que sigan aplicándose", ha señalado en una rueda de prensa el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis, quien además ha pedido "tener en cuenta la sostenibilidad a largo plazo" del sistema de pensiones.

Así, Bruselas ha advertido de que los principales riesgos vienen por la posibilidad de que las contribuciones sociales "no alcancen los niveles previsto" y por el hecho de que los pagos a los empleados públicos sean superiores a lo previsto.

Además, ha recordado que el gasto podría incrementarse a lo largo de este año por el rescate de las autopistas y la compensación tras la sentencia del Supremo sobre la gestión de Aigües Ter Llobregat (ATLL).

ESFUERZO ESTRUCTURAL DE 7.000 MILLONES EN 2019

El Ejecutivo comunitario también denuncia que España incumplirá el objetivo de realizar un esfuerzo estructural equivalente al 0,5% del PIB este año. Al contrario, el deterioro del déficit estructural será del 0,3%, según calcula Bruselas.

Para 2019, la Comisión Europea recomienda al Gobierno un esfuerzo estructural equivalente al 0,65% del PIB, que corresponde a unos 7.000 millones de euros. "(Recomendamos) asegurar que el crecimiento nominal del gasto público neto primario no excede el 0,6% en 2019, correspondiendo con un ajuste estructural anual del 0,65% en 2019", expone Bruselas.

Ésta es la primera de las recomendaciones que el Ejecutivo comunitario ha propuesto al Gobierno español en otro documento lanzado también este miércoles, dentro del llamado "paquete de primavera" del semestre europeo.

En este contexto, Bruselas también ha pedido a España aumentar la inversión en I+D y realizar evaluaciones sistemáticas sobre estos gastos para garantizar su eficiencia, incrementar la cooperación entre el sistema educativo y las empresas para "mitigar los desajustes existentes" en el mercado laboral e aplicar la ley de unidad de mercado a todos los niveles de gobierno.

De la misma forma, ha recomendado asegurar que los servicios de empleo y sociales tienen la capacidad de dar un apoyo "efectivo" a las personas que buscan empleo, así como mejorar la transición hacia contratos indefinidos.

Con respecto a las políticas sociales, la Comisión Europea ha pedido al Gobierno que mejore el apoyo a las familias, que reduzca las "disparidades" en el acceso a rentas mínimas garantizadas, que actúe contra el abandono escolar temprano y que elimine las diferencias entre los resultados educativos de las comunidades autónomas.