CEOE cree que el PIB podría acelerarse al 0,8% hasta marzo y ve "difícil" cumplir con el déficit de este año

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, en un acto
Europa Press - Archivo
Publicado 24/04/2018 13:25:30CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) destaca que los indicadores de los primeros meses del año muestran una evolución "muy positiva" de la economía, por lo que el crecimiento podría mantenerse e incluso acelerarse hasta el 0,8% en el primer trimestre, si bien advierte de que en los Presupuestos se "sobreestima" la recaudación y será "difícil" cumplir el objetivo de déficit de 2,2% del PIB este año.

En su último 'Panorama económico' del mes de marzo, la organización que lidera Juan Rosell subraya que la favorable evolución de la economía española, junto con la "moderación" de la incertidumbre relacionada con la situación política en Cataluña ha llevado al FMI a revisar su estimación hasta el 2,8%, en línea con las previsiones de la CEOE.

La organización, que augura un alza del PIB del 2,8% para este año y del 2,6% para 2019, subraya que el crecimiento de la economía española seguirá siendo equilibrado, con una demanda interna que continuaría desacelerando su ritmo de avance, mientras que la aportación del sector exterior al PIB sería positiva por tercer año consecutivo.

Además, cree que no habrá tensiones inflacionistas (deflactor del consumo privado en el 1,4%) y se va a mantener la capacidad de financiación en el entorno del 1,8% del PIB.

En este escenario, señala que las perspectivas del Gobierno sobre el mercado laboral para 2018, con una creación de empleo de 475.000 personas en términos EPA, son "coherentes, al igual que la caída de la tasa de paro, que podrá alcanzar el 15% al final del año.

Según la CEOE, los factores que apoyan el dinamismo de la economía son el "próspero" contexto internacional, con un nuevo repunte del crecimiento de la economía global y del comercio mundial y a unas condiciones de financiación que seguirán siendo "muy favorables" debido a la estabilidad de la política monetaria del BCE.

VE "DIFÍCIL" QUE SE CUMPLA EL OBJETIVO DE DÉFICIT

También contribuye que la política fiscal recogida en los Presupuestos de 2018 es "claramente expansiva" en el gasto social, tal y como se manifiesta en el proyecto de las nuevas cuentas públicas para este año.

Sin embargo, considera que la consecución del objetivo del déficit público del 2,2% del PIB en 2018 se basa en un ·difícil" equilibrio donde el gasto no financiero aumenta un 3% y "se sobreestima la recaudación impositiva", cuyo nivel podría superar la de 2007, año que marcó los máximos históricos.

Por ello, ve "difícil" de alcanzar la meta de déficit para este año, debido al esfuerzo en consolidación fiscal que debe realizar la Administración Central. En el desglose por niveles, el mayor esfuerzo previsto debe realizarlo el Estado, que reduciría su saldo negativo del 1,9% del PIB en 2017 al 0,7% del PIB en 2018, un recorte de más del 50%, lo que a priori parece "muy difícil" de alcanzar, dados los resultados de los últimos años en este nivel de administraciones públicas.

Por su parte, los fondos de la Seguridad Social serán el nivel de la Administración Pública que concentre el mayor déficit en 2018 (1,1% del PIB), mientras que las CCAA aumentarán levemente su déficit al 0,4% del PIB y las administraciones locales pasarán de superávit a equilibrio presupuestario.

Contador