(Amp) Bárcenas pide a Díaz Ferrán que convoque elecciones y avanza que Jiménez Aguilar está hospitalizado

Actualizado 18/09/2008 16:37:56 CET

Rechaza la propuesta de Díaz Ferrán de abrir un paréntesis en el libre mercado e ironiza con traer unos meses a Fidel Castro

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Jesús Bárcenas, pidió hoy a la CEOE que convoque elecciones adelantadas de la patronal, tras el "bochorno" de la reunión de ayer que se saldó con la dimisión del secretario general y vicepresidente de la organización, Juan Jiménez Aguilar.

Así lo puso de manifiesto Bárcenas en una rueda de prensa en la que también adelantó que Jiménez Aguilar está actualmente ingresado en el hospital tras sufrir una angina de pecho.

Bárcenas, visiblemente enfadado, denunció la actitud que mantuvo ayer Díaz Ferrán y explicó que no hace falta cambiar los estatutos de la patronal para convocar elecciones, sino que basta con convocar una asamblea general, lo que a su juicio sería "lo más sano y saludable" para el mundo empresarial.

"Algunos podríamos pensar que cambiar los estatutos de la organización es una solución rara", señaló Bárcenas, tras recordar que los últimos estatutos de la patronal son "relativamente nuevos" y asegurar que la convocatoria de elecciones es la única manera de dejar "las cosas claras". "Quien no tiene nada que ocultar no debe tener miedo a pasar por las urnas", señaló.

Tras descartar presentarse él mismo como candidato a las elecciones, consideró difícil apoyar la candidatura de Díaz Ferrán después "del año" que le ha dado a la CEOE y debido a actitud que ha mantenido ante el Gobierno, ante Jiménez Aguilar y ante el ex presidente de la CEOE, José María Cuevas, las personas que le nombraron presidente de la patronal. "Hay que apoyar lo mejor para la CEOE y Díaz Ferrán no lo es; esta casa es una confusión con este hombre", señaló.

VOCES DE DIMISIÓN.

Preguntado por los posibles apoyos con los que puede contar Díaz Ferrán, Bárcenas aseguró que hay una "oposición suficiente" al actual presidente de la organización empresarial como para que sea escuchada. En este sentido, reconoció que en la reunión de ayer hubo diversas voces que pidieron su dimisión, aunque reconoció que fue imposible cuantificarlas porque la Junta se convirtió "en un gallinero" que dificultará seguro la ratificación del acta de la misma.

En relación a la evolución de la Junta, Bárcenas calificó el encuentro como un "espectáculo bochornoso" que nunca se había producido en la historia de la organización empresarial. Admitió que se pidieron dimisiones, la convocatoria de elecciones urgentes e incluso que se llegó a negar el derecho a voto. "Jamás he asistido a un acto del mundo empresarial tan bochornoso y escandaloso, fue un mal trago", señaló el presidente de Cepyme, tras mostrarse asombrado sobre cómo Díaz Ferrán puede aguantar lo que ocurrió ayer "sin inmutarse".

TRAER TEMPORALMENTE A FIDEL.

De otro lado, aseguró que la petición que lanzó ayer el presidente de la CEOE sobre la posibilidad de crear un paréntesis en la economía de mercado para ayudar a las empresas dejó asombrados a los miembros de la organización empresarial. "Son imaginaciones y ocurrencias", remarcó tras ironizar sobre la posibilidad de traer a Fidel Castro unos meses a España para después abrir de nuevo el mercado.

En este sentido, aseguró que él no cree que nunca se haya acordado algo así y recordó que las peticiones de los empresarios apuntan sólo a ayudas a las empresas a través del Instituto Oficial de Crédito (ICO).

Preguntado por una posible escisión entre CEOE y Cepyme debido a la crisis interna de la patronal , Bárcenas aseguró que la intención de los empresarios de las pymes en estos momentos es ganar fuerza y presencia dentro de la CEOE para seguir luchando por los objetivos de los empresarios. "Lo de ayer no fue una escisión, fue un jaleo impresionante", explicó.

LUCHAR POR EL DIÁLOGO SOCIAL.

En cuanto al diálogo social, Bárcenas ofreció la colaboración de Cepyme para que la CEOE no abandone el proceso ni pierda credibilidad mientras se solucionan los problemas internos, ya que, a su parecer, no se puede faltar a las obligaciones "por estas escaramuzas". "Nosotros seguiremos en el diálogo social, que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no tenga ninguna duda", subrayó.

Finalmente, Bárcenas, en respuesta a una pregunta sobre los intereses de Díaz Ferrán en Marsans, pidió encarecidamente al presidente de la patronal que no mezcle sus intereses particulares con los de la organización empresarial y que trace bien la línea que los separa. "Hay días que las formas de manifestarse en nombre de los empresarios dejan mucho que desear", denunció.

UNIÓN EN CEPYME.

El presidente de Cepyme explicó que todas estas conclusiones se sacaron en la reunión que celebró el Comité Ejecutivo y la Junta Directiva de Cepyme ayer por la tarde tras la Junta de la CEOE. Bárcenas aseguró que salió "totalmente satisfecho" de la reunión de empresarios de pymes, tras el esfuerzo de todos para alcanzar un acuerdo sobre la petición de elecciones anticipadas. "Nos preocupa mucho la CEOE, la apoyaremos, pero sin dejar de lado nuestras obligaciones", señaló.

No obstante, reconoció que el comunicado en el que Cepyme aseguraba que Díaz Ferrán manipula a la CEOE y la petición de elecciones urgentes contaron con dos votos en contra (de Confemetal y de los empresarios de Burgos) y de una abstención de un total de 80 asistentes.

En esa misma reunión, todos los miembros de Cepyme reconocieron la "distinción" de Jiménez Aguilar, una persona que, en palabras de Bárcenas, ha llegado a sacrificar su salud para trabajar por la organización empresarial. "Es una persona sin tachaduras, a la gente no se le puede pedir más", sentenció.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies