El saldo presupuestario de las entidades locales arroja un superávit de 7.271 millones en 2013

Actualizado 11/09/2014 14:35:09 CET

Los saldos negativos ya sólo afectan a 773 entidades locales, casi una quinta parte de las que había en esa situación en 2010

   MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Los saldos no financieros de las entidades locales (municipios, diputaciones, consejos y cabildos insulares), calculados con criterios presupuestarios y sin considerar los ajustes de contabilidad nacional, han pasado en su conjunto de una situación negativa de -1.441 millones de euros en 2010 a un superávit de 7.271,8 millones de euros en 2013, lo que arroja una evolución favorable de 8.712,80 millones en el periodo, según datos facilitados por el Ministerio de Hacienda.

   Esta evolución se ha conseguido gracias al importante esfuerzo realizado de las entidades locales, a las medidas de consolidación fiscal adoptadas, y también por la puesta en marcha de la Ley de Estabilidad Presupuestaria de 2012, que ha permitido un mayor control de las cuentas públicas y un seguimiento riguroso de la ejecución presupuestaria, destaca el Ministerio encabezado por Cristóbal Montoro.

   Hacienda publica por primera vez el saldo presupuestario de cada entidad local de forma individual y, de acuerdo con la Ley de Estabilidad Presupuestaria, las entidades locales con déficit en 2013 deberán presentar un plan económico-financiero.

   En el conjunto de las entidades locales, el número que actualmente presenta saldo presupuestario negativo se reduce casi a la quinta parte, pasando de 3.559 a 773. Por importe, el saldo se reduce incluso un 94%, pasando de -3.161,2 millones de euros en 2010 a sólo -179,9 millones de euros en 2013.

   En cuanto a las entidades locales con saldos positivos, se incrementan en un 60%, pasando de 3.874 entidades a 6.413. Y los importes positivos pasan de 1.717,1 millones de euros en 2010 a 7.451,7 millones de euros en 2013, multiplicándose por 4,6.

DE NEGATIVO A POSITIVO

   La evolución positiva se reproduce en la mayoría de entidades locales, de forma más significativa en diputaciones, consejos y cabildos insulares y en municipios incluidos en el modelo de cesión de impuestos estatales (los que cuentan con más de 75.000 habitantes o son capital de provincia o comunidad autónoma).

   En este grupo, municipios con más de 75.000 habitantes, se ha pasado en tres años de 51 a sólo 3 con saldo negativo. En importes, se pasa de -941,1 millones a -51,4 millones. En este mismo grupo, había 39 con saldo positivo en 2010 que pasan a 94 en 2013. Igualmente, el saldo positivo ha pasado de 374,6 millones en 2010 a 3.125,6 millones en 2013.

   En cuanto a diputaciones provinciales y entes asimilados, 40 tenían saldo negativo en 2010 y sólo 2 en 2013. Por importe, de -861,5 millones se pasa a sólo -3,3 millones. Asimismo, sólo 8 entidades de este grupo presentaban saldo positivo en 2010, con 67,4 millones, mientras que en 2013 ya eran 46 con 1.164,0 millones. "Se produce, por tanto, un cambio radical en la posición financiera de estas entidades locales", destaca Hacienda.

   La misma situación se reproduce en los municipios no incluidos en el modelo de cesión de impuestos estatales. Había 3.468 con saldo negativo en 2010 por importe de -1.358,5 millones de euros, y en 2013 eran sólo 768, con -125,2 millones, menos de una décima parte que tres años antes. Por otro lado, las 3.827 entidades con saldo positivo, por importe de 1.275,0 millones en 2010, pasaron en 2013 a ser 6.273, por importe de 3.162,1 millones de euros.

CAMBIO DE TENDENCIA EN 2012

   Según Hacienda, el cambio de tendencia en las entidades locales se produce a partir de 2012, gracias, fundamentalmente, a las medidas de control financiero aprobadas y al nuevo marco que establece la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

PLAN ECONÓMICO-FINANCIERO

   Del importe de saldo positivo de 2010, sólo el 25,7% fue generado por las grandes entidades (442 millones, de un total de 1.717,1 millones), y el 74,3% por los municipios no incluidos en el modelo de cesión de impuestos estatales. Sin embargo, en 2013, el 57,6% de los saldos positivos ya se debió a las grandes entidades locales (4.289,6 millones de euros sobre un total de 7.451,7 millones de euros), proporción más acorde con su relevancia financiera en el ámbito local.

   Las entidades locales con déficit deben presentar plan económico-financiero al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Las  integradas en una comunidad autónoma con competencias de tutela financiera sobre ellas, presentarán el plan a su comunidad autónoma y ésta enviará la información y los resultados del seguimiento al Ministerio. Los planes económico-financieros se remitirán para su conocimiento a la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL).