(Amp.) Sarkozy dice que cederá un asiento a Zapatero y defenderá ante Bush la presencia de la octava economía

Actualizado 07/11/2008 19:37:27 CET

El Elíseo afirma, tras la rueda de prensa del presidente francés, que EEUU no se opone a la presencia de España en la reunión del G-20

BRUSELAS, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, anunció hoy que cederá al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el asiento que a Francia le sobra en la cumbre financiera internacional del 15 de noviembre en Washington como miembro del G-8, ya que Sarkozy tiene otra plaza reservada como presidente de turno de la UE.

En rueda de prensa conjunta con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, Sarkozy afirmó que le resulta "difícil" justificar que "la octava economía del mundo", España, "no pueda participar en la reunión de las 20 primeras economías del mundo". "No es ningún problema ideológico, es un problema de sentido común", subrayó.

"Como Francia tiene dos sillas, una como presidencia de la UE y otra como Estado miembro del G-8, no hay ningún problema en que España ocupe uno de estos dos puestos en tanto que España, sin quitarle este sitio a Francia", resaltó el presidente francés tras la cumbre extraordinaria de líderes europeos para preparar la reunión de Washington.

"Creo que este argumento ha sido bastante defendible ante el presidente (estadounidense, George W.) Bush, la potencia que invita", prosiguió Sarkozy, que dijo que él mismo había anunciado a los Veintisiete que Zapatero irá a Washington. "Me parece normal y yo lo he indicado con el presidente Barroso a los Veintisiete", dijo.

No obstante, tras la comparecencia de Sarkozy en la que realizó estas afirmaciones, fuentes del Elíseo confirmaron a Europa Press que el presidente estadounidense, George W. Bush, "no tiene problemas con que España esté en la cumbre" del G-20 en Washington.

PROBLEMAS POR RESOLVER

El presidente francés también se refirió, durante su comparencia de hoy ante los medios, a la posible presencia de otros países en la cumbre del G-20. Así, indicó que "todavía quedan algunos problemas por resolver" respecto a la representación de otros países europeos en la reunión del 15 de noviembre.

Se refirió en concreto al caso de Países Bajos, que según recordó es la decimosexta economía del mundo y que a su juicio "tiene vocación de participar" también en la cumbre de Washington. "El problema no está resuelto", agregó, "pero pediré que puedan participar".

El presidente francés sí descartó que el Eurogrupo vaya a participar en la cumbre financiera internacional porque este foro "es sólo la reunión de ministros de Finanzas" y la reunión de Washington es de jefes de Estado y de Gobierno. Las cosas podrían cambiar, según dijo, si se acepta su propuesta de reunir más a menudo a los países de la eurozona a nivel de jefes de Estado y de Gobierno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies