Economía.-(Amp)Funcas sostiene que la economía caerá un 1,6% este año, pero mejora las previsiones de PIB y paro de 2014

Actualizado 14/03/2013 14:22:42 CET

Asegura que sólo "bien avanzado el 2014" la economía habrá alcanzado un ritmo de crecimiento compatible con una "mínima creación de empleo neto"

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) ha revisado sus previsiones macroeconómicas y mantiene que el PIB caerá un 1,6% en 2013, aunque estima que crecerá un 0,5% en 2014, dos décimas más de lo previsto anteriormente, y que el paro crecerá un poco menos.

Tras repasar la evolución de la economía en 2012, Funcas explica que el resultado del cuarto trimestre se situó en línea con lo esperado, aunque los desequilibrios externos (saldo comercial y capacidad o necesidad de financiación) registraron un ritmo de ajuste superior al previsto.

A raíz de esas cifras y teniendo en cuenta que la restricción financiera externa se ha suavizado en los últimos meses tras la relajación de las tensiones en los mercados, la fundación ha decido mantener la estimación de caída del PIB para este año en el 1,6%, aunque ha mejorado las cifras del año que viene.

En concreto, Funcas estima que las tasas de PIB seguirán siendo negativas hasta el tercer trimestre de este año y que cambiarán de signo entre octubre y diciembre. En 2014, se mantendrá la tendencia "moderadamente al alza".

A su parecer, el consumo privado va a seguir contrayéndose, ya que la renta disponible de los hogares seguirá reduciéndose y el ahorro se encuentra en mínimos. Así, bajará un 3,2% en 2013, aunque empezará a estabilizarse a final de año o al principio de 2014. El año que viene, la caída será del 0,3%, con tasas de crecimiento trimestrales.

La inversión en bienes de equipo, por su parte, seguirá bajando, aunque el estímulo derivado del crecimiento de las exportaciones y la necesidad de renovar y modernizar el capital productivo tras varios años en mínimos hacen esperar caídas cada vez más moderadas en 2013 y una recuperación en 2014. Así, las previsiones se sitúan en el -5,3% para este año y el 0,7% para el que viene.

Con todo, la demanda nacional seguirá en tasas negativas en 2013 y probablemente en 2014, aunque con cierta tendencia a la estabilización. Además, la aportación positiva del sector exterior podrá contrarrestar las tasas negativas de la demanda nacional al final de 2013, lo que dará lugar a las primeras tasas de crecimiento.

Esto ocurrirá porque las exportaciones acelerarán su ritmo de crecimiento a medida que la economía mundial recupere dinamismo, de forma que su perfil será ascendente en 2013 (3%) y 2014 (6,1%). Las importaciones, en cambio, seguirán en tasas muy negativas, con bajadas del 4,4% este año, pero con un avance del 1,5% en 2014.

EL EMPLEO SEGUIRÁ CAYENDO

El empleo, por su parte, seguirá contrayéndose en 2013 y 2014, ya que, según Funcas, sólo "bien avanzado el 2014" la economía habrá alcanzado un ritmo de crecimiento compatible con una "mínima creación de empleo neto".

De hecho, la fundación estima que el paro subirá al 26,6% este año y bajará al 26% en 2014 por el incremento de la población en edad de trabajar, cifras que mejoran en siete y doce décimas las estimaciones anteriores.

El déficit público, por su parte, se reducirá al 5,8% este año y al 4,6% en 2014, cifras peores que las estimadas anteriormente, mientras que la deuda pública se elevará al 93,1% este año y al 98,4% el año que viene.

LA CONSTRUCCIÓN, PRÓXIMA A TOCAR FONDO

Sobre el ajuste del sector residencial, Funcas estima que se encuentra "próximo a tocar fondo", puesto que todo el empleo creado en este sector entre 1997 y 2007 ha sido destruido y su nivel actual es inferior incluso al de 1995, antes de la burbuja.

Sin embargo, asegura que hasta que no se absorba el stock de viviendas sin vender, la actividad del sector seguirá contrayéndose, aunque a un ritmo que progresivamente debería comenzar a suavizarzse. En cambio, el ajuste en la obra pública seguirá siendo "intenso".

EL CRÉDITO TARDARÁ

En cuanto a la situación financiera y pese a que la restricción financiera se ha suavizado y las grandes entidades han recuperado alguna capacidad para financiarse en los mercados internacionales, Funcas no cree que la situación se vaya a trasladar rápidamente a la economía real.

De hecho, cree que la restricción crediticia interna continuará hasta que las entidades en procesos de reestructuración culminen su saneamiento y puedan acceder plenamente a los mercados internacionales en condiciones similares a las de otros países de la zona euro. Así, cree que hasta la segunda mitad del año no se observará una suavización de las condiciones en este sentido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies