Economía.- BBVA ve "imprescindible" una adopción "rápida y ambiciosa" de las reformas pendientes para evitar el contagio

Actualizado 10/12/2010 15:17:05 CET

Asegura que el objetivo de déficit para el cierre del año (9,3%) se cumplirá "con cierta holgura"

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Estudios del BBVA considera "imprescindible" una adopción "rápida, sustantiva y ambiciosa" de las medias anunciadas en el mercado de trabajo, la reforma de la negociación colectiva, el sistema de pensiones y la reestructuración bancaria para mejorar la confianza de los mercados en la economía española y evitar el contagio de los problemas de deuda de otros países de la eurozona.

En su último Observatorio Económico, BBVA afirma que el anuncio de un calendario "concreto y estricto" en el que se materialicen los compromisos adquiridos, tal y como se ha hecho con la reforma de las pensiones, es la forma "más apropiada y oportuna" de actuar con las reformas pendientes.

A su parecer, el objetivo final es mejorar "rápidamente" el entorno productivo para hacerlo más atractivo a la inversión, a la creación de empleo y, sobre todo, a la entrada de capital extranjero, dados los ajustes que están en marcha y el nivel de endeudamiento público y privado.

La entidad presidida por Francisco González achaca el aumento de diferencial español en los últimos tiempos a las dudas sobre la capacidad de España para cubrir sus necesidades de financiación, avanzar en la consolidación fiscal y recuperar tasas de crecimiento "suficientemente elevadas" para reducir "rápida y significativamente" la tasa de paro.

En este sentido, se refiere a la necesaria reducción del déficit y adelanta que el objetivo de estabilidad presupuestaria para el cierre del año (9,3%) se cumplirá "con cierta holgura", al tiempo que considera que la mejoría en la evolución de los ingresos debería aprovecharse para reducir al máximo el déficit de 2010 manteniendo un "férreo" control del gasto.

"Situar el déficit de 2010 por debajo del objetivo previsto del 9,3% para el conjunto de las administraciones públicas reduciría significativamente la incertidumbre en los mercados y permitiría empezar 2011 con una mejor situación de partida para afrontar cualquier desviación sobre la evolución prevista de gastos e ingresos que pudiera producirse", señala BBVA, tras considerar "indispensable" que todas las administraciones continúen en el futuro con el ajuste fiscal "de forma totalmente rigurosa".

A su parecer, los datos disponibles hasta ahora y las limitaciones impuestas a las comunidades que no están cumpliendo (Murcia y Castilla-La Mancha) ponen de manifiesto que los mecanismos de control funcionan "de forma apropiada", lo que debería permitir reducir las incertidumbres de los mercados junto a los nuevos acuerdos entre Estado y comunidades para aumentar la transparencia.

LAS ÚLTIMAS MEDIDAS, EN LA BUENA DIRECCIÓN

Asimismo, se refiere a las últimas medidas aprobadas por el Consejo de Ministros, que incluyen la rebaja del Impuesto sobre Sociedades para las empresas de reducida dimensión, y asegura que "van en la dirección correcta" porque atacan algunas de las vulnerabilidades del país, como algunos aspectos de la fiscalidad, la competitividad y las necesidades de financiación del sector público, con la privatización parcial de Aena y Loterías del Estado.

El Servicio de Estudios de BBVA analiza también el panorama macroeconómico español y estima un crecimiento del PIB del 0,1% en tasa intertrimestral en el cuarto trimestre del año, después del estancamiento observado en el tercero, ya que, a lo largo de este mes, ha mejorado "parcialmente" la tendencia registrada entre julio y septiembre.

Si bien, admite que la recuperación aún es "excesivamente débil" y que la actividad se encuentra "prácticamente estancada". En este sentido, afirma que, aunque su previsión central es positiva, los intervalos de confianza de las cifras son amplios, por lo que no se puede descartar un crecimiento nulo en el cuarto trimestre.

La entidad ve una mejoría del consumo de los hogares gracias a la estabilización de los indicadores de confianza y a la menor volatilidad asociada a las medidas fiscales que llegaron a su fin. En cuanto al comercio al por menor, señala que, tras la caída experimentada en el tercer trimestre alentada por el aumento del IVA, el dato de octubre apunta a que el consumo inició el cuarto trimestre de forma positiva.

PRIMERAS SEÑALES POSITIVAS EN EL EMPLEO

Respecto al mercado laboral, el Servicio de Estudios dice que en noviembre, una vez corregidas las variaciones estacionales, se observaron las primeras señales positivas, aunque "tímidas y parciales". De hecho, afirma que, aunque la destrucción de empleo prácticamente se estabilizó, el desempleo se redujo por primera vez desde el comienzo de la crisis y se observó una evolución favorable de la contratación.

Sobre la evolución de la venta de viviendas, que se contrajo en septiembre, la entidad espera que se recuperará en el último trimestre del año, mientras que se sigue moderando la caída de la actividad residencial, sin que se pueda hablar de recuperación sostenida.

Finalmente, se refiere al sector exterior y asegura que seguirá contribuyendo positivamente al crecimiento porque las exportaciones retomarán la senda alcista en el cuarto trimestre y las importaciones registrarán un crecimiento cercano a cero. Esto, según el informe, permitirá una nueva reducción del saldo deficitario comercial en España, mientras que se reducirá el déficit por cuenta corriente "de forma moderada" en los próximos meses.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies