Berlín no se inmuta por Atenas y exige cumplir todas las condiciones

 

Berlín no se inmuta por Atenas y exige cumplir todas las condiciones

Berlín no se inmuta por Atenas y exige cumplir todas las condiciones
Foto: REUTERS
Actualizado 04/02/2015 18:15:18 CET

BERLÍN, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno alemán prepara una gélida respuesta a las propuestas del nuevo Ejecutivo griego, según refleja un documento de trabajo al que tuvo acceso Reuters y que muestra la postura inamovible de Berlín con respecto al cumplimiento por parte de Atenas de los compromisos de su deuda, así como de las medidas de ajuste pactadas en el plan de rescate del país.

   La filtración, que llega menos de 24 horas antes del encuentro que mantendrán en Berlín los ministros de Finanzas de ambos países, puede suponer un jarro de agua fría al optimismo demostrado por la delegación helena tras la minigira realizada en los últimos días por Yanis Varoufakis por varias de las principales capitales europeas, incluyendo París, Londres, Roma y Fráncfort, sede del Banco Central Europeo (BCE).

   El documento, preparado por el Gobierno alemán de cara a una reunión de altos funcionarios financieros de los países de la eurozona que se celebrará también este jueves, subraya que Grecia no debe dar marcha atrás a ninguno de los ajustes y reformas realizados por el anterior Ejecutivo del país heleno con el objetivo de sanear sus cuentas públicas.

   "El Eurogrupo necesita un compromiso claro por parte de Grecia que garantice la plena aplicación de las reformas clave necesarias para mantener el programa en la ruta prevista", señala el documento.

   Berlín defiende también la necesidad de mantener el actual diseño y composición de la troika formada por la Comisión Europea, el BCE y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

   Asimismo, Alemania pretende que Grecia logre un superávit primario del 3% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2015 y del 4,5% un año después, mientras que subraya la necesidad de que Atenas mantenga el compromiso de reducir el número de funcionarios en 150.000 efectivos, así como no subir el salario mínimo y acometer la reforma prevista del sistema de pensiones.

   Por otro lado, el Gobierno alemán considera necesario que su homólogo griego declare su voluntad de cumplir con las obligaciones para la devolución de los préstamos recibidos por parte del BCE, el fondo de rescate europeo (FEEF), el FMI y de los créditos bilaterales entre países en el contexto del primer rescate de Grecia.

   Además, el documento de Berlín subraya que Atenas debe aceptar la independencia de entidades como el Banco de Grecia, el Fondo Helénico de Estabilidad Financiera, así como de las atoridades fiscales griegas.

   "Sobre la base de los elementos arriba mencionados, estamos listos para intensificar nuestra cooperación con Grecia para impulsar el crecimiento y la creación de empleo", apunta el texto preparado por el Gobierno germano.

   El nuevo Gobierno griego liderado por el partido de la izquierda radical Syriza, que se alzó con la victoria en las urnas el pasado 25 de enero, tiene previsto desvelar este fin de semana sus propuestas en materia económica, entre las que podrían contarse una subida del salario mínimo, así como revisar los ajustes en la plantilla de empleados públicos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies