Banif afirma que la actual situación de los mercados es una clara posición de "pánico inversor"

Actualizado 22/01/2008 16:10:49 CET

EEUU no entrará en recesión y España crecerá un 2,8%

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Banif, la división de banca privada del Banco Santander, afirmó hoy que las fuertes caídas sufridas en la sesión de ayer por los mercados bursátiles muestran una "clara posición de pánico inversor" que se relaciona más con el sentimiento de los actores que con un análisis de valor.

En concreto, Pedro Mas, director de inversiones de Banif Gestión, señaló que la situación de las bolsas en estos días se relaciona con el elevado grado de volatilidad en los mercados y los temores de índole macroeconómica, así como por la activación de los 'stop-losses' fijados por numerosas gestoras, y por la falta en el día de ayer de la referencia de Wall Street, que no abrió por ser festivo en EEUU.

"El sentimiento inversor es muy negativo y se ha producido una ampliación de la prima de riesgo", apuntó Mas, quien afirmó que "se trata de un problema de sentimiento, no de valoración".

En este sentido, el directivo de Banif Gestión explicó que la pérdida de soportes del mercado ha provocado una "exageración" en la caída, y dijo que la estrategia de la entidad para el presente ejercicio descontaba una evolución "de menos a más", aunque reconoció que el inicio del año ha sido "mucho menos de lo previsto sin haber tenido ningún factor exógeno que lo explique".

Por su parte, José Manuel García de Sola, director general de inversiones de Banif, sugirió que "lo que está ocurriendo en los mercados no tiene sentido o nos estamos perdiendo algo", al apuntar que a las actuales caídas del mercado corresponderían beneficios por acción de las compañías negativos y crecimientos del PIB negativos, algo que, según el análisis de Banif, no se corresponde con las previsiones de la entidad.

En concreto, el directivo indicó que la apuesta de la entidad en este arranque del curso contempla una infraponderación en renta variable, especialmente española y con nula presencia en valores japoneses, presencia en renta fija con vencimientos inferiores a seis meses, y una sobreponderación en "gestión alternativa", inversiones estructuradas y 'hedge funds'.

Respecto a los sectores bursátiles, la división de banca privada del Santander mostró su preferencia por las telecomunicaciones, el sector de consumo no cíclico y petróleo, dando cabida también al sector farmacéutico.

EEUU NO ENTRARÁ EN RECESIÓN.

Por otro lado, las previsiones elaboradas por Banif no contemplan una recesión "en el sentido estricto" de la economía de EEUU, aunque sí una "acusada desaceleración".

En concreto, Alfonso García Yubero, director de análisis macro de Banif Gestión, señaló que la economía de EEUU crecerá en el primer semestre del año muy por debajo de su potencial del 3%, pero se recuperará en la segunda mitad del curso para concluir el año con un crecimiento de entre el 1,6% y el 2%.

"El ciclo expansivo todavía sigue y es prematuro hablar de un cambio del mismo. La economía de EEUU atravesará un camino tortuoso, pero no entrará en recesión este año, aunque la primera mitad del año será complicada", afirmó García Yubero.

En este sentido, el directivo de la entidad apuntó que pese a la notable desaceleración la economía de EEUU resistirá debido a su flexibilidad, la recuperación de su sector exterior, que servirá de contrapeso frente a la caída del sector residencial, así como por la "medicina monetaria y fiscal" procedente de la Reserva Federal (Fed) y del Gobierno, y el balance "más saneado que en otras épocas" de las empresas.

"Ni Bernanke ni Bush van a querer empezar o terminar su gestión al frente de la Fed y del Gobierno, respectivamente, con una recesión. Las medidas propuestas por Bush son insuficientes, puesto que dar 'cheques devolución' en el actual contexto hace que los consumidores tiendan a ahorrar, aunque podría servir de algo para reactivar el consumo de cara al segundo semestre", afirmó García Yubero.

ESPAÑA CRECERÁ ENTRE EL 2,7% Y EL 2,8% EN 2008 Y MENOS EN 2009.

Por otra parte, las previsiones de Banif contemplan una "notable desaceleración" de la economía española en 2008 y admiten que el cambio de ciclo es una realidad" y se producirá un ajuste de los desequilibrios acumulados tras años de enorme crecimiento basado en el consumo interno y la construcción residencial.

En concreto, la división de banca privada del Santander pronostica un crecimiento del PIB español en 2008 del 2,7% ó 2,8%, por debajo de su potencial del 3%, y algo menos en 2009, para volver a crecer cerca de su potencial en 2010.

En este sentido, las previsiones de Banif indican que este ajuste algo superior al 1% en el que se observará una desaceleración del consumo por el endurecimiento de las condiciones crediticias y una bajada del 'efecto riqueza' relacionado con el sector residencial, "será sano" porque puede sentar las bases de un crecimiento sostenible.

De este modo, el análisis de la entidad prevé que entre 2008 y 2010 el sector de vivienda residencial sufrirá un ajuste en el que se producirá una caída del 40% en el número de viviendas iniciadas, lo que representará una caída del 0,5% del PIB, mientras que el resto del algo más de medio punto porcentual en el que Banif estima el ajuste de la economía española estará relacionado con la caída del consumo y de la inversión en bienes de equipo.

Por otra parte, las previsiones de la filial del Santander indican que la política fiscal y el gasto público serán una "medicina contracíclica" que servirá de colchón para abordar un escenario incierto, mientras que se observará una contribución menos negativa por parte del sector exterior y la construcción de VPO servirá de contrapeso.

EUROPA SE RESENTIRÁ, MIENTRAS BRASIL SERÁ LA ESTRELLA EMERGENTE.

De cara al conjunto de la economía europea, el pronóstico de Banif contempla una desaceleración del crecimiento económico hasta el entorno de su potencial del 2%, que será "poco traumática" debido a la diversificación comercial de Europa que ha permitido una menor vinculación con EEUU y unas mayores relaciones con las economías emergentes.

Asimismo, el informe de Banif destaca la mejora del mercado laboral europeo, aunque el consumo no se haya reactivado al mismo nivel, así como el balance saneado de las empresas y economías domésticas del Viejo Continente.

Por otro lado, el documento destaca el rol de las economías emergentes en el nuevo escenario económico por su sólida demanda interna, su mayor autonomía de EEUU y la acumulación de reservas en los últimos años, que permitirá capear la desaceleración en EEUU.

En concreto, Banif subraya la situación de Brasil, donde sugiere que se producirán las mayores oportunidades tras los buenos resultados de sus políticas y la próxima mejora en su calificación crediticia, lo que abaratará la financiación de las compañías brasileñas.

Sin embargo, las previsiones de Banif también advierten de que en el lado negativo podría comenzar a pesar sobre la economía global el hecho de que estos países emergentes dejen de "exportar deflación por inflación", lo que puede restringir el margen de maniobra de las políticas monetarias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies