Bruselas prevé que el crecimiento de la UE se frene en 2011 y que sea "desigual" entre los Estados miembros

Actualizado 29/11/2010 18:46:51 CET

El aumento del PIB se moderará del 1,8% en 2010 al 1,7% el año que viene y despegará hasta el 2% en 2012

BRUSELAS, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El crecimiento de la UE y de la eurozona se ralentizará en 2011 debido a la retirada de las medidas de estímulo, a los planes de ajuste aprobados por la mayoría de Gobiernos y al descenso de las exportaciones por la reducción de la demanda mundial, pero volverá a remontar en 2012, según las previsiones económicas publicadas este lunes por la Comisión Europea.

En concreto, Bruselas prevé que la economía de la UE crezca este año un 1,8%, se modere al 1,7% en 2011 y vuelva a despegar hasta el 2% en 2012. (1,7%, 1,5% y 1,8% en el caso de la eurozona). Este escenario podría complicarse si persisten las turbulencias en los mercados de deuda soberana o si las medidas de austeridad tienen un impacto mayor del previsto en la reducción de la demanda doméstica.

Además, el Ejecutivo comunitario advierte de que aumentan las diferencias entre los países centrales -especialmente Alemania (que crecerá un 3,7% este año y un 2,2% en 2011) y en menor medida Francia (1,6% en los dos años)- y los periféricos como España (que se contraerá este año un 0,2% y crecerá sólo un 0,7% el que viene), Grecia (-4,2% y -3%) o Irlanda (-0,2% y 0,9%). Fuera de la eurozona, Polonia se sitúa al mismo nivel que Alemania (3,5% y 3,9%), mientras que la economía británica avanzará este año un 1,8% y el que viene un 2,2%.

"Esta recuperación es desigual y muchos Estados miembros están atravesando un periodo difícil de ajuste", ha dicho el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn. "El mantenimiento decidido del saneamiento presupuestario y de las políticas estructurales para aumentar el crecimiento son esenciales para sentar una bases sólidas para un empleo y crecimiento sostenibles. Las turbulencias del mercado de la deuda soberana subrayan la necesidad de medidas políticas enérgicas", ha insistido.

Bruselas prevé que el empleo empezará a mejorar el año que viene pero también con grandes diferencias entre los Estados miembros, con tasas que oscilan entre el 4-5% de Países Bajos y Austria y el 17-20% en España y los países bálticos. En conjunto, la tasa de paro caerá desde el 9,6% de la población activa este año hasta el 9,1% en 2012 (desde el 10,1 al 9,6% en la eurozona). "La perspectiva sigue siendo de una recuperación prácticamente sin empleo y de un nivel alto de paro potencialmente persistente", dice la Comisión.

Los planes de ajuste aprobados por los diferentes Estados miembros reducirán el déficit público del 6,8% de media de la UE en 2010 al 4,2% en 2012. Sin embargo, el nivel de deuda aumentará del 79,1% hasta el 83,3% del PIB.

Por lo que se refiere a la inflación en la eurozona, la Comisión vaticina que se situará en el 1,5% este año, el 1,8% en 2011 y el 1,7% en 2012. "Se prevé que la persistencia de la debilidad de la economía, junto con un aumento bastante moderado de los costes salariales y laborales unitarios, controlarán la inflación, pese al precio algo mayor de los productos básicos y a los aumentos de la fiscalidad indirecta y de los precios administrados en algunos Estados miembros", afirma Bruselas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies