Confemetal conectará grandes empresas del sector con proveedores españoles para que 'todo quede en casa'

Javier Ferrer
FUENTE
Actualizado 12/05/2013 14:00:39 CET

Recomienda ajustar "al máximo" los salarios en los convenios de este año, congelándolos o incluso recortándolos si es necesario

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

Confemetal trabaja en un proyecto, denominado 'Plataforma empresarial tecnológica del sector metal-mecánico', con el que pretende servir de enlace entre grandes y medianas empresas de su sector y pymes españolas que puedan servirles de proveedores, en lugar de recurrir a las compras en el extranjero.

Fuentes de la patronal del metal han explicado que se trata de que si una compañía española necesita, por ejemplo, un determinado tornillo o pieza para fabricar su producto, pueda, a través de Confemetal, encontrar a una pyme española y no a un proveedor extranjero que se lo suministre.

"La idea es crear toda una red para que hasta el último tornillo sea español", señalan fuentes de la organización empresarial, que explican que la plataforma se dirigirá a los sectores de bienes de equipo, máquinas y herramientas y tecnología de gran nivel, entre otros.

Confemetal ha contacto ya con alguna empresa para incluirla en este proyecto, como es el caso de Indra, y está en negociaciones con otras compañías del sector. La patronal del metal ha presentado este proyecto al Ministerio de Economía y Competitividad dentro del programa 'Innfluye' 2013.

El objetivo de 'Innfluye' es fomentar la creación y mantenimiento de plataformas tecnológicas para propiciar un intercambio de información fluido que facilite la colaboración entre los interesados en un sector o campo tecnológico.

Confemetal ha solicitado las ayudas que se conceden en este programa del Ministerio para desarrollar su proyecto, pero tiene claro que pondrá en marcha esta plataforma tecnológica que ha ideado aunque no reciba ninguna subvención gubernamental, según las fuentes consultadas.

LOS INDICADORES DEL METAL, EN NEGATIVO, SALVO EXPORTACIONES.

El sector del metal no es ajeno a la crisis y todos sus indicadores, salvo los de exportaciones, se encuentran en negativo. Los últimos datos disponibles apuntan que la producción del sector se contrajo un 7,1% en febrero, con una caída conjunta para los dos primeros meses del ejercicio del 4,6%.

La cifra de negocios de la industria del metal, que mide la evolución de la demanda actual, descendió un 8,6% en febrero en tasa interanual, acumulando en los dos primeros meses una contracción del 6,3%. Las entradas de pedidos, por su parte, cayeron un 4,3% en febrero y registran un retroceso del 5% en los dos primeros meses.

El empleo en el sector del metal tampoco levanta cabeza y en el primer trimestre se redujo en 64.700 personas, un 7,1% en tasa interanual, hasta los 850.500 ocupados, la menor cifra de toda la serie histórica.

Frente a estos indicadores negativos, las exportaciones mostraron un crecimiento del 6,7% en febrero en comparación con el mismo mes de 2012, con lo que ya acumulan un alza del 8,1% en los dos primeros meses del ejercicio. Al mismo tiempo, las importaciones acumulan un retroceso del 4,8% hasta febrero.

AJUSTAR AL MÁXIMO LOS SALARIOS.

En este contexto es en el que se va a desarrollar la negociación colectiva de 2013 en el sector del metal, caracterizado por un voluminoso número de convenios provinciales.

Confemetal señala que las empresas del sector se enfrentan de nuevo a caídas de la demanda y a "graves dificultades" de financiación, por lo que para mantener la competitividad y el empleo recomienda "ajustar al máximo los costes unitarios, entre ellos los salariales".

Tras la moderación salarial registrada en 2012 (+0,5% en los convenios nuevos), Confemetal señala que, para alcanzar la recuperación económica, debe producirse un proceso de "profunda moderación salarial", que implique el mantenimiento del salario nominal, "sin cláusula de salvaguarda del poder adquisitivo".

La patronal del metal recuerda que el acuerdo interconfederal de negociación colectiva (AENC) 2012-2014, firmado por CEOE, Cepyme, CC.OO. y UGT, recomendaba que la subida salarial de 2013 no exceda del 0,60%. No obstante, Confemetal añade que, si es necesario, las empresas no deben descartar congelar sueldos "o incluso disminuirlos".

"Un incremento de los salarios que no tenga en cuenta la realidad de la crisis y de las empresas causaría una pérdida de competitividad que se traduciría en destrucción de un mayor número de puestos de trabajo", señala Confemetal en su libro 'La negociación colectiva en la industria del metal 2012".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies