Economía/Consumo.- Facua rechaza la liberalización horaria y recuerda que el régimen ya es "muy flexible"

Pescadero, autónomo, pyme, comercio
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2012 21:53:05 CET

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Facua-Consumidores en Acción ha expresado este martes su rechazo a la propuesta del Gobierno de liberalizar los horarios comerciales en catorce ciudades españolas de zonas turísticas, y ha recordado que el actual régimen de festivos y aperturas ya es "muy flexible" y "compatible con las diferentes modalidades de comercio".

En una nota de prensa, la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios ha criticado los planes del Ejecutivo de Mariano Rajoy de "obligar a al menos catorce grandes ciudades a delimitar un área con libertad de apertura comercial en domingos y festivos".

"El Gobierno central parece defender sólo los intereses de las grandes superficies y centros comerciales partidarios de la libertad horaria, y va claramente en detrimento del pequeño y mediano comerciante, que se ha pronunciado en contra de la misma. Con este modelo serán los grandes centros comerciales los únicos con capacidad para competir, lo que a la larga provocará la desaparición del pequeño y mediano comercio en perjuicio del consumidor", ha advertido.

LOS HORARIOS YA SON FLEXIBLES

Además, Facua ha apuntado que la Ley de Horarios Comerciales de 2004 "ya regula los distintos supuestos en los cuales un comercio puede abrir fuera de su horario habitual y reconoce la libertad de horario para comercios de menos de 300 metros", además de estipular doce festivos anuales de apertura.

"Actualmente existe un amplio abanico de posibilidades que permite a los comerciantes tener un régimen de horario muy flexible y compatible con las diferentes modalidades de comercio", defiende la federación, criticando esta "imposición" del Ejecutivo que, además, considera una "auténtica intromisión en las competencias de las autonomías".

Frente a esta propuesta, Facua apuesta por un modelo que "permita la convivencia de las distintas modalidades de distribución comercial donde el consumidor pueda elegir" y "no que se fomente el consumismo como una modalidad más de ocio alejado de criterios de consumo racional y sostenible".

Junto a las críticas de Facua otras asociaciones de pequeños y medianos comerciantes, sindicatos, organizaciones sociales e incluso algunas comunidades autónomas han rechazado esta iniciativa que, alegan, ni siquiera asegura un incremento del empleo.