La industria alimentaria pide una Secretaria de Estado y un plan director para la internacionalización

 

La industria alimentaria pide una Secretaria de Estado y un plan director para la internacionalización

Alimentos en un supermercado
EUROPA PRESS
Actualizado 14/11/2011 15:05:21 CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha reclamado la creación de una Secretaria de Estado de Alimentación y la puesta en marcha de un plan director para la internacionalización, entre otras medidas, con el fin de consolidar al sector como un motor para la recuperación económica y el empleo.

En concreto, la patronal alimentaria considera necesario una administración propia de "tutela efectiva y eficiente", que abarque todas sus necesidades y con un nivel ministerial con un rango superior al actual.

Por ello, reclama la creación de una Secretaría de Estado de Alimentación que asegure bajo su estructura el aprovisionamiento de materias primas, desarrolle una verdadera política industrial alimentaria que fomente la competitividad, vele por unas relaciones equilibradas en la cadena alimentaria y promueva la cultura alimentaria española en el mundo.

Igualmente, propone la constitución de una figura específica en la estructura ministerial o incluso en la Presidencia de Gobierno, que gestione una Comisión Interministerial de Política Alimentaria, con el fin de reforzar la presencia del sector a escala comunitaria y las relaciones bilaterales con otros ministerios.

Asimismo, la FIAB reclama un plan director para la internacionalización, que conjugue los esfuerzos públicos y privados, para fomentar la presencia de los productos españoles en el exterior y sitúen a España como potencia mundial del trinomio turismo, gastronomía y alimentación.

Igualmente, considera necesarios cambios en la política macroeconómica, puesto que sin ellos no es posible el desarrollo de la industria. A su juicio, estos cambios pasan por una "necesaria" reforma del mercado laboral, la reactivación de la demanda interna y en especial del consumo privado, la circulación del crédito y una definición de una política energética competitiva.

"Nuestro país se juega mucho en estos momentos y la industria española de alimentación y bebidas está determinada a jugar su papel dentro de la sociedad para contribuir a la salida de la actual situación. Para ello es imprescindible que el nuevo gobierno asuma una serie de compromisos que ayuden a impulsar nuestro crecimiento", señaló el secretario general de FIAB.

Otra de sus propuestas pasa por impulsar los cambios necesarios para lograr un mayor equilibrio en toda la cedna agroalimentaria, tanto a escala europea como nacional, con el esteblecimiento de pautas para ordenar las relaciones comerciales entre el productor, la industria y la distribución, en el respeto de las normas de competencia.

En lo relativo a la seguridad alimentaria, la industria alimentaria considera necesario revisar el reglamento europeo de gestión de redes de alerta para tener una legislación que dote de mayores poderes a la Comisión Europea para evitar "errores y precipitaciones" de las autoridades nacionales, como las acaecidas en la reciente crisis del E. Colli en Alemania, protegiendo al consumidor en primer término, pero también los derechos de los operadores.

Igualmente, reclama una Política Agrícola Común (PAC) para toda la cadena agroalimentaria, la creación de un fondo específico para el fomento de la investigación y la innovación, así como un nuevo impulso a la colaboración público-privada en alimentación y salud.

La industria de la alimentación aporta el 7,6% del PIB y emplea a más de 444.000 personas en España. Con unas exportaciones por valor de más de 16.000 millones de euros, es uno de los pocos sectores con una balanza comercial positiva.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies