Irlanda será intervenida en "una o dos semanas" y Portugal en un mes, según un analista de RBS

Actualizado 15/11/2010 19:19:53 CET

Cree que si la UE interviene ahora de forma proactiva en Irlanda, Portugal y España podría minimizar el daño y evitar el contagio

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El analista de Royal Bank of Scotland (RBS) para la zona euro, Silvio Peruzzo, ha apuntado que es posible que en "una o dos semanas" la Unión Europea (UE) tenga que intervenir la economía irlandesa, mientras que Portugal solicitará la ayuda internacional "en un mes".

Durante la presentación de la previsiones del banco para finales de 2010 y 2011, Peruzzo recalcó que en el caso de España la intervención no es necesaria ahora mismo, pero reconoció que existe la posibilidad de que la economía española sufra un ataque de los mercados próximamente.

En este sentido, consideró que la Unión Europea (UE) debería intervenir para prevenir el contagio a otros países, ya que, como ya se han percatado los Veintisiete, todos los países miembros de la eurozona, y no sólo los periféricos, comparten los mismos riesgos. "Todos estamos interconectados, no podría ser de otra forma después de diez años de unión monetaria", incidió.

Por este motivo, subrayó que si la UE interviene ahora de forma proactiva en Irlanda, Portugal y en España, probablemente podrá minimizar el daño y evitar que el problema contamine al resto de las economías europeas. Además, añadió que sería necesario "reestructurar la UE y establecer un proceso preestablecido para coordinar mejor la forma de intervenir en casos de crisis como la que estamos viviendo actualmente."

Al mismo tiempo, el analista de RBS para la zona euro también defendió que el Banco Central Europeo (BCE) debe intervenir en la crisis irlandesa para evitar el contagio a otros países.

Respecto a España, resaltó además que, más que la deuda pública, llama la atención el riesgo que supone el sector privado. En concreto, alertó que la deuda corporativa y la deuda hipotecaria suponen un 140% y un 85% del PIB, respectivamente, mientras que la deuda pública representa un 75%. Por este motivo, consideró que la recuperación de la economía española está ligada a la recuperación del consumo privado y del sector inmobiliario.

Por otro lado, Peruzzo señaló que la entidad prevé para 2011 un crecimiento económico en la zona euro cercano al 1,5%, aunque mostró su preocupación por el hecho de que la recuperación económica esté ligada, en un alto grado, al crecimiento de la demanda externa.

"Hay una excesiva dependencia respecto de la demanda externa, lo que supone un elevado riesgo porque la demanda doméstica sigue siendo débil", explicó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies