Fitch dice que si Grecia abandona el euro estudiará rebajar el 'rating' de todos los países de la eurozona

 

Fitch dice que si Grecia abandona el euro estudiará rebajar el 'rating' de todos los países de la eurozona

Actualizado 11/05/2012 19:27:16 CET

LONDRES, 11 May. (EUROPA PRESS) -

En el caso de que Grecia finalmente acabe abandonando la zona euro, la agencia de calificación Fitch ha advertido de que colocaría las calificaciones del resto de miembros de la eurozona en vigilancia con implicaciones negativas, paso previo a una rebaja de 'rating' a corto plazo.

"En el caso de que Grecia saliera de la Unión Monetaria Europea, ya fuera como resultado de la actual crisis política o porque la economía no lograra estabilizarse más adelante, Fitch probablemente colocaría los ratings soberanos del resto de países miembros en vigilancia con implicaciones negativas para reevaluar las implicaciones sistémicas y para cada país de la salida de Grecia", explica la agencia.

De hecho, la calificadora de riesgos recuerda que ya ha advertido de que en el caso de que Grecia abandonara el euro, los 'ratings' de aquellos países que cuentan actualmente con perspectiva negativa (Chipre, Francia, Irlanda, Italia, Portugal, Eslovenia, Bélgica y España) "quedaría en el riesgo más inmediato de rebaja", aunque advierte de que "los ratings soberanos de todos los países miembros se encontrarían potencialmente en riesgo".

La probabilidad y magnitud del recorte dependería de la respuesta europea y su éxito a la hora de limitar el contagio, así como de ofrecer una visión creíble acerca de la reforma de la eurozona, apunta Fitch.

"La salida de Grecia rompería uno de los principios fundamentales que respaldan al euro, que formar parte de la Unión Monetaria es irrevocable", advierte la agencia de medición de riesgos en una nota, donde apunta que el resultado de las recientes elecciones generales en el país heleno parece abocar a Grecia a unos nuevos comicios en junio y eleva la incertidumbre sobre el futuro del país dentro del euro.

De hecho, la agencia considera que a corto plazo el nuevo proceso electoral dificultará que Grecia pueda cumplir con el plazo de finales de junio fijado por la Troika para que el país presente medidas de austeridad equivalentes al 5,5% del PIB del país, aunque espera que el nuevo Gobierno griego pueda contar con una ampliación del plazo.

"No obstante, pensamos que cualquier intento por parte de Grecia de una renegociación significativa del programa de consolidación y reformas acordado sería inaceptable para la Troika, el BCE, el Euurogrupo y el FMI", añade la agencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies