El FMI advierte de que la economía de la Autoridad Palestina es "cada vez más precaria"

Actualizado 15/03/2013 12:32:21 CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Fondo Monetario Internacional ha advertido de que la situación fiscal de la Autoridad Palestina necesita de ayuda urgente para reducir su agujero presupuestario y estabilizar la economía, según un informe divulgado este jueves y que será presentado oficialmente el próximo 19 de marzo en una reunión de donantes en Bruselas.

El FMI anticipa que la Autoridad Palestina se expone a un déficit de 400 millones de dólares (unos 300 millones de euros) en 2013. Esta estimación incluye la ayuda internacional prevista de 1.000 millones de dólares (765 millones de euros). "Las fuentes nacionales de financiación se están secando, y el sector privado --tanto el bancario como el no bancario-- cada vez demuestran menos interés por financiar al Gobierno", según el documento.

El FMI insta con urgencia a la Autoridad Palestina a que ejecute un plan de recorte gastos y desarrolle medidas adicionales para favorecer el crecimiento económico, pronosticado en un 4% para el periodo entre 2013 y 2016.

En los últimos meses, recuerda el FMI, la Autoridad Palestina no ha podido pagar la totalidad de los salarios de sus funcionarios por presiones de Israel tras la admisión de Palestina como estado no miembro observador de la ONU. Se trata a juicio del Fondo de "una tendencia que, de no corregirse, podría llevar a algunos a cuestionarse la legitimidad del Gobierno palestino.

"Las restricciones de movimiento impuestas por Israel", apunta el FMI, permanecen sin cambios y siguen minando las perspectivas de crecimiento en Gaza y Cisjordania (...) Cualquier esfuerzo de la Autoridad Palestina para contener el déficit debería ir acompañado del aumento de la ayuda financiera internacional y de una mejoría en la cooperación económica con los israelíes", señala el documento.

Como consecuencia, el paro ha subido hasta 23 por ciento en el cuarto trimestre de 2012, un incremento de dos puntos respecto del mismo periodo del año anterior. Los jóvenes resultan particularmente afectados. El desempleo podría alcanzar el 26 por ciento en 2016.

"Dado el acusado declive del crecimiento económico en Gaza y Cisjordania no esperamos progresos en la reducción de los altos niveles desempleo. El crecimiento esperado del PIB está muy por debajo de lo necesario para absorber las nuevas entradas en el mercado de trabajo, y mucho menos para reducir significativamente el nivel de paro", indica el FMI.

El FMI reconoce que, si bien la incertidumbre política y económica de la región entera contribuye a la inestabilidad, muchos de los obstáculos principales emergen de la tensión entre palestinos e israelíes, la escasez de la llegada de ayuda internacional y la "reticencia a la inversión que exhibe el sector privado". "Riesgos que se añaden", según el FMI, "a una perspectiva sombría cada vez más inclinada hacia una cuesta abajo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies