El FMI rebaja al 6,6% su previsión de déficit para España en 2011, pero es más pesimista que el Gobierno

Actualizado 27/01/2011 18:11:58 CET

Alerta de que el ritmo de consolidación fiscal está desacelerándose y reclama planes "más robustos y específicos en el medio plazo"

WASHINGTON, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha mejorado en cuatro décimas su previsión de déficit para España para 2011, hasta el 6,6% del Producto Interior Bruto (PIB), aunque la cifra estimada por la institución sigue siendo más pesimista que la del Gobierno español, que prevé que este año el déficit descienda hasta el 6%.

En la edición de enero de su informe 'Fiscal Monitor', el FMI se muestra aún mas negativo respecto al nivel de déficit que se registrará en el año 2012 en España. Aunque la institución ha mejorado en tres décimas su previsión para ese ejercicio, hasta el 6%, está lejos del 4,4% que estima el Ejecutivo español.

Asimismo, la institución presidida por Dominique Strauss-Kahn mantiene su estimación del déficit con respecto al PIB para 2010 en el 9,3%. Sin embargo, la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, confió el pasado martes en que el déficit público finalmente se sitúe en el 9,2%, una décima menos de lo previsto, ya que el Estado tiene "un margen más que suficiente para poder absorber potenciales desviaciones en otras administraciones".

Respecto a la deuda pública, el FMI también ha mejorado su previsión de la deuda bruta de España, que pasará del 53,2% del PIB de 2009, hasta el 63,1% en 2010, cuatro décimas menos de lo previsto en su informe de noviembre. Asimismo, ha revisado a la baja en 1,8 puntos porcentuales la previsión para 2011, hasta el 68,4%, y en 2,4 puntos porcentuales la de 2012, hasta el 72,6%.

En el informe, el FMI destaca que la reducción del déficit que está prevista en España será la "más marcada" entre los principales países europeos, y subraya que se basará sobre todo en medidas del lado del gasto, incluidos recortes de

salarios, pensiones e inversión pública.

DESACELERACIÓN DE LA CONSOLIDACIÓN FISCAL.

Por otro lado, el FMI alerta de que el ritmo de consolidación fiscal está desacelerándose en algunos países clave, como Estados Unidos y Japón, pese a la mejora de las perspectivas mundiales. En cambio, subraya que las economías avanzadas de Europa seguirán aplicando "políticas más restrictivas", ante las presiones de los mercados en varios países.

De hecho, cree que la retirada del estímulo fiscal en Francia y Alemania, sumado a medidas discrecionales y un mayor crecimiento, permitirán una fuerte reducción de déficit en ambos países. Al mismo tiempo, Grecia, Irlanda y Portugal seguirán llevando a cabo "una importante consolidación" que será "más intensa" en el periodo inicial.

Asimismo, remarca que las perspectivas fiscales subyacentes también están deteriorándose en algunos mercados emergentes, sobre todo ante el repunte de las entradas de capital, el recalentamiento de la economía y la posibilidad de contagio de los países avanzados.

Por todo ello, la institución insiste en la necesidad de adoptar "planes de consolidación más robustos y específicos a mediano plazo" ante los elevados riesgos soberanos, que en algunos casos incluso se han recrudecido desde el mes de noviembre. "Hay que resistir los intentos de debilitar los mecanismos de apoyo institucional", añade.

Así, recuerda que los rendimientos de los bonos públicos han aumentado en todas las economías avanzadas, coincidiendo con un mayor volumen de compra por parte de los principales bancos centrales.

En este sentido, vaticina que las presiones serán "particularmente intensas" en el primer semestre del año, dado que los países de la eurozona tendrán que competir con las necesidades de otras economías avanzadas. A esto se suma, además, las fuertes necesidades de financiación de los grupos financieros de muchos países.

En el caso de las economías avanzadas, la institución mejora su estimación de déficit en tres décimas para 2010, hasta el 7,9%, aunque la empeora en cuatro décimas para 2011, hasta el 7,1%. Para las economías emergentes, el FMI mejora en una décima su previsión del déficit para 2010, hasta el 4,1%, y la mantiene sin cambios en el 3,2% para este año.

En la eurozona el informe espera un déficit del 6,4% en 2010, tres décimas inferior a su estimación de noviembre, y del 4,6% en 2011, cuatro décimas menos. En cambio, el FMI empeora su previsión de déficit para Estados Unidos en un 1,1 puntos porcentuales para este año, hasta el 10,8%, pese a que mejora en cinco décimas la de 2010, hasta el 10,6%.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies