Trabajo advierte de que el número de trabajadores afectados por ERE's se puede duplicar en 2008

Actualizado 07/11/2008 12:00:51 CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director general de Trabajo, José Luis Villar, advirtió hoy de la posibilidad de que el número de trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo (ERE's) se duplique al cierre del presente ejercicio, debido a las dificultades que atraviesan algunas empresas por la crisis económica en la que se encuentra inmerso el país.

"En 2008 (los ERE's) se han incrementado de una manera importante y es posible que se dupliquen los de 2007", señaló Villar en una entrevista concedida a la Cadena Ser y recogida por Europa Press, en la que defendió el uso de estos expedientes por ser "vías" que contempla el ordenamiento jurídico español.

En cuanto a las cifras de 2007, Villar concretó que un total de 13.000 trabajadores resultaron afectados por ERE's autorizados por la Dirección General de Trabajo, mientras que 45.000 empleados se acogieron a ERE's aprobados por las CC.AA., lo que arroja un total de 58.000 trabajadores en el conjunto del año pasado.

Admitió que estas cifras podrán duplicarse al cierre de 2008, pero recordó que el procediendo de un ERE empieza con un periodo de consultas que suele culminar en un acuerdo y en el que el empresario alega las causas del expediente y pone encima de la mesa las medidas que pretende llevar a cabo para garantizar la viabilidad de la empresa y del empleo.

En concreto, aseguró que en el 90% de los casos la representación sindical y la empresa llegan a un acuerdo, lo que, a su parecer, supone una manera "muy importante" de acometer un ERE. "Lo que prima es el acuerdo entre las partes para reducir los efectos traumáticos, fijar las indemnizaciones y acordar algún otro sistemas como prejubilaciones", indicó.

Por esta razón y pese a reconocer la "importante" repercusión mediática que tienen estos expedientes, aseguró que no son la vía principal de la que se nutre el desempleo, puesto que esta vía, a su juicio, la componen los despedidos individuales, la no renovación de contratos temporales y el fin de los contratos de temporada.

Preguntado por el sector de la automoción, Villar aseguró que los expedientes de regulación de este sector no suelen ser de extinción sino de suspensión, por lo que representan otra modalidad de ERE que permite suspender el trabajo temporalmente para adecuar la jornada laboral al ritmo de producción de vehículos y a las necesidades del mercado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies