(Amp) Bruselas asegura que España no tiene que pensar en un rescate porque está haciendo lo necesario

Actualizado 18/05/2012 12:43:01 CET

La CE considera muy positivos los acuerdos con las CCAA para reducir el déficit y la nueva fase de la reforma financiera

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

España no tiene por qué pensar en la posibilidad de ser rescatada, puesto que está adoptando las reformas adecuadas y cuenta con una capacidad de financiar su deuda todavía importante, según ha asegurado este viernes el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios de la Comisión Europea, Amadeu Altafaj.

"España no debe contar con un rescate en estos momentos en los que está acometiendo las reformas necesarias", señaló Altafaj en declaraciones a Onda Cero, recogidas por Europa Press. "No tiene por qué pensar en un rescate", reiteró el portavoz, quien recordó que "recuperar la confianza es un proceso largo.

En este sentido, Altafaj explicó que actualmente España se ve obligada a pagar un precio alto para colocar su deuda por las incertidumbres existentes, no sólo por Grecia, sino por toda la situación acumulada desde 2008.

Sin embargo, el portavoz de la Comisión subrayó que "España tiene una capacidad de financiación de su deuda todavía importante", por lo que defendió que no existe una situación de apremio a corto plazo.

Asimismo, Altafaj destacó que España, a diferencia de Grecia, ha dado pruebas de determinación a la hora de abordar las reformas necesarias. "Sabe que no se puede vivir a crédito", añadió.

NOTICIAS MUY POSITIVAS.

En concreto, el portavoz no dudó en calificar de "muy positivas" las noticias respecto al acuerdo entre comunidades autónomas y Gobierno central para controlar el déficit de las regiones, ya que "una de las grandes incertidumbres" era la gestión de las cuentas públicas más allá de los presupuestos generales del Estado.

"Toda reforma, todo acuerdo encaminado a que haya una mayor transparencia en las gestión de las cuentas públicas en España y que no haya sorpresas como sucedió en diciembre del año pasado es muy positivo", señaló.

"Esto, conjugado con la segunda fase de la reforma bancaria, son elementos que deberían ayudar a reforzar la confianza en la economía española, pero es algo que lleva tiempo y que evidentemente también se quiere ver cómo se lleva a la práctica", añadió.

De hecho, Altafaj destacó que las recientes previsiones macroeconómicas de Bruselas, que auguran que España incumplirá los objetivos de déficit, "están hechas a día de hoy, en un escenario de políticas constantes, pero evidentemente en España las políticas no son constantes, sino que se está produciendo un esfuerzo muy importante para recuperar el control de las cuentas públicas, sobre la deuda", lo que podría traducirse en una corrección paulatina de las previsiones.

EL PACTO DE ESTABILIDAD "NO ES CIEGO NI ESTÚPIDO".

Por otro lado, el portavoz económico de Bruselas señaló que el énfasis en el crecimiento es muy importante, aunque advirtió de que no hay soluciones fáciles y recordó que el propio presidente francés, Francois Hollande reconoce la importancia de sanear las cuentas públicas.

"Vivir a crédito y financiar el crecimiento a través de más deuda es pan para hoy y hambre para mañana", aseguró el portavoz, quien, no obstante, apuntó que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento "no es ni ciego ni estúpido", ya que sus reglas permiten tener en cuenta el escenario económico.

Así, Altafaj aseguró que el escenario recesivo en el que se encuentra la economía española será tenido en cuenta en la evaluación que presentará el próximo 30 de mayo.