(Ampl.) Zapatero pide "prudencia" y "paciencia" hasta conocer la decisión formal de Bush

 

(Ampl.) Zapatero pide "prudencia" y "paciencia" hasta conocer la decisión formal de Bush

Actualizado 07/11/2008 20:37:24 CET

Reconoce que "no es fácil" ser invitado a la cumbre y que exige una "tarea política de gran envergadura"

BRUSELAS, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió hoy "prudencia" y "paciencia" hasta conocer si finalmente el presidente estadounidense, George W. Bush, invita formalmente a España a participar en la cumbre financiera internacional que se celebrará el próximo 15 de noviembre en Washington.

Además agradeció al presidente francés, Nicolas Sarkozy, la "tarea que está llevando a cabo" y su "voluntad política" para que España participe en la reunión del G-20.

"Demos tiempo al tiempo, a que se produzcan las cosas (...) he de ser prudente", insistió Zapatero en rueda de prensa al término del Consejo Europeo extraordinario celebrado este viernes en Bruselas y tras ser preguntado por las afirmaciones hechas por fuentes del Elíseo a Europa Press con respecto a que Bush "no tiene problemas con que España esté en la cumbre" del G-20.

Minutos antes, el mandatario galo confirmó que cederá al presidente del Gobierno el asiento que a Francia le sobra en Washington como miembro del G-8, ya que Sarkozy tiene otra plaza reservada como presidente de turno de la UE.

Zapatero destacó que la de Washington es una reunión convocada por Bush y que es a él "a quien corresponde, en diálogo con la UE, adoptar las decisiones oportunas". Así, reconoció que la "opinión de la Administración norteamericana es importantísima", como la de la UE y la del resto de países que van a acudir a la cita es "importante".

El presidente defendió el trabajo que está realizando el Gobierno para tratar de asegurar la presencia de España en la cumbre "haciendo valer el peso de España económico, político" y por su evolución de los últimos años. Además, defendió que es una opinión "bastante compartida" entre los líderes europeos el que "España debe y tiene razones para estar".

La presencia de España en una reunión de este nivel --que reúne a los países más industrializados y a las economías emergentes-- "no es fácil" porque "estamos intentando acudir a una reunión en donde por los mecanismos tradicionales no estaríamos". Un objetivo que "se ha intentado en muchas ocasiones" y que "exige una tarea política de gran envergadura".

ACTUAR CON SENSATEZ

Por ello, el Gobierno va a actuar "con mucha sensatez, sabiendo que en otras ocasiones no se ha podido consumar ese gran objetivo". No obstante, Zapatero recalcó que España "merece estar por su peso político y económico" y que tiene "razones objetivas para formar parte (en la cumbre de Washington) y participar de sus decisiones".

En este sentido, el presidente español afirmó que España ha sido históricamente un "buen actor regional" y que no es fácil dar el "salto cualitativo" para ser reconocido como actor global ya que "no sólo es que lo merezcas, es que te lo tienen que reconocer". Y "para que te lo reconozcan, hay que hacer bien las cosas". "Es difícil, pero vamos a tener calma y paciencia", insistió.

Finalmente, subrayó que España "ha demostrado tener uno de los mejores sistemas de supervisión y control de las entidades financieras del mundo" y que ésa es la experiencia que puede aportar a la reunión de Washington. "Nuestro sistema de supervisión, nuestra legislación y la acción del Banco de España es de los mejores, ejemplar, (*) y esta experiencia tiene un valor político muy trascendental", remachó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies