(Ampliación) El BCE mantiene los tipos de interés en el 4%

Actualizado 04/10/2007 15:58:03 CET

VIENA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy mantener los tipos de interés en el 4% después de haber aplicado en el mes de junio una subida de un cuarto de punto que situó el precio del dinero en el nivel más alto desde agosto de 2001, informó hoy la institución.

El BCE ha optado finalmente por la prudencia tras haber mantenido los tipos también en septiembre a pesar de que en agosto dio señales que apuntaban a una subida del precio del dinero.

Además de mantener el precio del dinero, el BCE ha mantenido en el 3%, la facilidad de depósito, que marca la remuneración del dinero, así como la facilidad marginal de crédito, que establece el tipo al que presta dinero a los bancos europeos, y que queda situada en el 5%.

La crisis del mercado del crédito provocada por el desplome del sector 'subprime' norteamericano ha hecho que, por el momento, la institución decida mantener el precio del dinero estable en espera de la evolución de los mercados financieros. De hecho, durante agosto y septiembre, el BCE tuvo que inyectar liquidez en el mercado.

El presidente del organismo, Jean Claude Trichet, comparecerá a las 14.30 horas para explicar los motivos de la decisión y para dar orientaciones acerca de futuros movimientos en el precio del dinero.

En la pasada reunión Trichet explicó que es necesario recopilar información sobre todo lo que está sucediendo en los mercados financieros y que el BCE está "vigilando estrechamente" la situación.

LOS ANALISTAS APUESTAN POR LA PRUDENCIA EN 2007

El consenso de los analistas coincidió en señalar que el BCE mantendría estables los tipos, y es más, apuestan por la prudencia en materia de política monetaria de la institución en 2007, descartando que se aplique una nueva subida del precio del dinero en el presente ejercicio.

Concretamente, desde el servicio de estudios de Caja Madrid, la analista Hortensia López, apuntó a que el BCE mantendría los tipos en su reunión de hoy, y señaló que desde su departamento prevén que el organismo siga "en la misma tónica hasta finales de año" y no acometa más subidas durante 2007.

Standard & Poor's coincide con Caja Madrid y pronostica que el BCE debería mantener los tipos a su nivel actual (4%) durante el resto del año y afirma que la tendencia a un recorte de los mismos en la primera parte de 2008 aparece cada vez mas remota.

Por otro lado, desde Goldman Sachs también se dibuja un escenario de estabilidad de tipos y se descarta que el BCE, a pesar de los efectos de la crisis financiera, opte por recortar los tipos en 25 puntos porcentuales durante los próximos seis meses, tal y como se ha estimado en algunos círculos financieros.

El opinión de la entidad, un recorte de tipos iría contra de la estrategia habitual del banco, ya que sus estimaciones de crecimiento para la zona euro siguen en torno a la tendencia prevista y la semana pasada, uno de sus miembros, Christian Noyer advirtió de las tendencias al alza de los riesgos sobre la inflación y subrayó que la política monetaria sigue siendo "acomodaticia".

RIESGOS SOBRE LA INFLACIÓN

De cara al futuro el BCE se tendrá que enfrentar a una creciente dificultad a la hora de tomar decisiones a largo plazo, no solo porque las preocupaciones sobre la inflación no han desaparecido, sino porque, por el contrario, el alza de los precios del crudo se reflejará en mayores tasas de inflación.

De hecho, según las últimas estimaciones de Eurostat, la inflación interanual de la zona euro se situó en septiembre en el 2,1%, cuatro décimas más que en agosto y una décima por encima del objetivo oficial del BCE, del 2%.

Además, la propia institución reconoce que espera que el IPC comunitario repunte durante los últimos meses del año, más ahora que el precio del Brent, que marcó máximos la pasada semana ronda los 77 euros el barril tras superar los 80 dólares la pasada semana.

Aunque la fortaleza del euro juega a favor de Europa en el mercado petróleo, al comprarse la materia prima en dólares, la subida es lo suficientemente considerable como para impactar negativamente en el IPC comunitario.

BAJARÁ EL EURIBOR Y SE MANTENDRÁ EL EURO

Los analistas subrayan que a medida que el BCE mantenga estables los tipos y que las tensiones de liquidez en el mercado se vayan relajando se producirá una consecuente moderación del Euribor, tipo al que se conceden la mayoría de las hipotecas en España.

"El Euribor podría empezar a relajarse a niveles en torno el 4,40% a finales de año", aseguró la analista de Caja Madrid, quien, no obstante, precisó que esta relajación está condicionada a la normalización paulatina de las condiciones en el mercado del crédito.

El Euribor cerró septiembre en el 4,725%, lo que supone el nivel más alto desde diciembre de 2000, cuando se situó en el 4,881%, y la vigésimo cuarta subida mensual consecutiva.

Este dato se sitúa 0,059 puntos por encima del dato de agosto, cuando alcanzó el 4,666%, y más de 1 punto por encima del Euribor de septiembre de 2006, que se situó en el 3,715%.

Respecto a la fortaleza del euro, que marcó varios máximos en las últimas semanas, y que ha superado la barrera de 1,42 dólares, López señaló que aunque la reducción del diferencial del tipos entre la zona euro y Estados Unidos, que recortó en septiembre el precio del dinero en medio punto, hasta el 4,75%, siga impulsando al alza a la divisa única, se espera que se estabilice en los niveles actuales durante unos meses ya que ha alcanzado niveles muy elevados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies