(Ampliación) Ocaña dice que hay margen para "un estímulo fiscal" si continúa la crisis bursátil

Actualizado 22/01/2008 16:50:06 CET

Afirma que la economía española puede aguantar sin problemas unos meses más en esta situación

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, afirmó hoy que hay margen en las cuentas públicas para aplicar "un estímulo fiscal" si fuera necesario, ante un eventual mantenimiento de la crisis bursátil, si bien descartó una "intervención inmediata".

En este sentido, Ocaña señaló que "la economía española puede aguantar sin mayor dificultad unos meses más esta situación", aunque consideró "vital" para los intereses de España que la reestabilización de los mercados bursátiles se produzca en un plazo "de días o de semanas".

"Quiero pensar que, después de seis meses de inestabilidad, buena parte de la corrección ya se ha hecho", añadió el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, en declaraciones a los medios tras la presentación de un nuevo simulador de previsiones macroeconómicas.

No obstante, Ocaña se mostró confiado en que las bolsas se estabilicen en un breve espacio de tiempo, ya que, en su opinión, la caída experimentada ayer por el Ibex, de hasta el 7,54%, "no responde a razones objetivas", sino a una percepción de miedo entre los inversores.

EL GOBIERNO SE MANTIENE ALERTA.

Según Ocaña, el desplome de la Bolsa en el día de ayer no ha tenido un "impacto directo" sobre la economía, ya que, según dijo, no se destruyó ni un sólo empleo, ni ninguna empresas tuvo problemas en el desarrollo de su actividad.

Sin embargo, Ocaña reconoció que "es preocupante que esto (el desplome de las bolsas) ocurra", a lo que añadió que si la economía financiera "va mal", el deber del Gobierno "es estar muy muy alerta" para que esta situación no se extienda.

NO SE PODRÍA PREVER EL DESCALABRO DE LA BOLSA.

Por otro lado, Ocaña afirmó que ningún modelo de previsión podría haber anticipado el descalabro sufrido ayer por la Bolsa, sin embargo, celebró la creación del 'Rational Expectations Model for the Spanish Economy' (REMS), un modelo dinámico elaborado por la Universitat de València y cofinanciado por la Fundación Rafael del Pino y el Ministerio de Economía y Hacienda, para la simulación y la evaluación de políticas macroeconómicas, presentado hoy.

El REMS, inspirado en modelos utilizados por organismos internacionales como el Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Europea o el Fondo Monetario Internacional (FMI), permite analizar los efectos a corto y a largo plazo de cambios en el entorno internacional o de las medidas de política económica.

Así, el Ministerio de Economía y Hacienda, y, en general, la sociedad, dada la accesibilidad a través de internet a esta herramienta, podrá tener un conocimiento más preciso de los efectos de una subida de tipos, de variaciones en la estructura fiscal o en los aumentos en la dotación de infraestructuras públicas.

No obstante, según el simulador, la aplicación de la rebaja acometida por el presente Gobierno sobre el Impuesto de Sociedades, hasta situarlo en el 30% en 2008 (25% para las pymes), supondría un coste menor al estimado por el Gobierno, de 4.000 millones de euros vía ahorro fiscal para las empresas.

Concretamente, el resultado sería un estímulo de la actividad y el consecuente aumento de los ingresos tributarios hasta los 2.110 millones de euros (el 53% del coste estimado), con lo que las previsiones de coste quedarían reducidas a 1.890 millones de euros.

Por el camino, se produciría un incremento del PIB del 0,61% (unos 6.080 millones de euros de 2007), un aumento de la inversión en un 0,98%, un crecimiento del empleo de un 0,25% --de forma que en uno o dos años se podrían crear en torno a 500.000 puestos de trabajo--, una subida de los salarios reales del 0,37% y un aumento del consumo privado del 0,27%. En cuanto a la balanza de pagos, las exportaciones reales crecerían un 0,50%, mientras que las importaciones lo harían en un 0,35%.

Al respecto, Ocaña consideró una "buena idea tener un arma para ver un poco más allá y ver las consecuencias indirectas de las decisiones económicas", a lo que añadió que "además de la contabilidad, es bueno tener una idea de los efectos no tan obvios" de estas políticas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies