Economía/Macro.- (Ampliación) Rajoy afirma que la mejora en el empleo es "constante" y está "consolidada"

Mariano Rajoy
EUROPA PRESS
Publicado 09/04/2014 13:44:34CET

Cree conveniente decir a los españoles que las cosas van algo mejor y que sus sacrificios empiezan a dar resultados

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que la mejora que está registrando el mercado de trabajo es "constante" y está "consolidada", a pesar de que el paro sigue siendo el "principal problema" de un país que aún cuenta con más de 5,5 millones de parados.

En su comparecencia en el Pleno del Congreso para dar cuenta del último Consejo Europeo, Rajoy ha repasado las últimas cifras de paro y afiliación, y ha asegurado que en los últimos seis meses se ha marcado un "punto de inflexión" en el mercado de trabajo.

Según el jefe del Ejecutivo, España está corrigiendo sus desequilibrios y recuperando la competitividad, dos condiciones "insoslayables" para impulsar el crecimiento y el empleo. Además, se están registrando otros datos que prueban que todo va mejor, como las tasas positivas que ha registrado el PIB en los últimos trimestres, que son "modestas", pero que suponen también un cambio de tendencia.

Igualmente, ha recordado que el Banco de España cree que la economía puede crecer un 1,2% este año, que la prima está por debajo de los 175 puntos y que el bono a diez años se retribuye ahora al 3,15%, menos de la mitad del 7,7% que se tuvo que pagar en verano de 2012.

Asimismo, la recaudación ha crecido más de un 6% en el primer trimestre, las exportaciones mantienen la senda alcista, los precios se han estabilizado y el crédito bancario registra ya signos positivos, aunque "insuficientes". De hecho, el ICO ha elevado un 168% la financiación concedida en el primer trimestre.

"Nada más lejos de mi ánimo que usar estos datos positivos para concluir que hemos superado las dificultades", ha señalado el presidente, tras indicar, sin embargo, que conviene decir a los españoles que las cosas van algo mejor y que sus sacrificios empiezan a producir algunos resultados.

A su parecer, hay "motivos para la esperanza", porque por primera vez en esta legislatura se puede decir que en 2014 se creará empleo neto y porque, aunque quede mucho terreno, España ya está una senda "sólida" que debe llevar al país a la recuperación. De hecho, ha confiado incluso en que las cifras de empleo sorprendan a finales de 2014 como ya lo hicieron en 2013.

También ha resaltado el mayor optimismo en Europa, ya que en Bruselas, "donde los dirigentes no son dados a la euforia", se contempla el futuro con más optimismo. Se cree que Europa sale de la crisis, que la economía se recupera y que esa recuperación se consolidará este año. "(En el último Consejo Europeo) hubo un ambiente esperanzador y diferente al de otros consejos", ha señalado.

Uno de los temas tratados en dicho Consejo fue la evolución sobre el semestre europeo. En este sentido, Rajoy ha destacado la constatación de los "avances" de España en temas como las finanzas públicas, la unidad de mercado, el emprendimiento y las políticas sociales. Según Rajoy, España ya no se considera un país de desequilibrios excesivos gracias a las políticas del Gobierno.

CULMINADO EL MECANISMO DE RESOLUCIÓN.

Por otra parte, Rajoy ha puesto en valor los acuerdos relativos al mecanismo único de resolución bancaria, que permitirá acelerar la puesta en marcha de este sistema, así como el avance en el sistema de toma de decisiones, que será "más ágil" a partir de ahora. "Es un éxito importante de la UE, porque con ello se completa la unión bancaria, uno de los cuatro pilares de la unión económica y monetaria reforzada", ha añadido.

El presidente ha subrayado asimismo el avance en las negociaciones sobre la fiscalidad del ahorro, que suponen un "hito" porque se da "un paso muy importante hacia el objetivo de suprimir el secreto bancario". En este sentido, ha señalado que probablemente las negociaciones con Suiza, Liechtenstein, Andorra, Mónaco y San Marino concluirán antes de final de año.

MÁS INTERCONEXIONES ENERGÉTICAS.

Con respecto a la política energética, que es "clave para la competitividad económica", el líder del Ejecutivo ha destacado el papel que España ha jugado en el último Consejo Europeo, aportando propuestas para mejorar el funcionamiento del mercado interior y para incrementar las interconexiones entre los estados miembros, con el objetivo de que al menos el 10% de la capacidad instalada esté interconectada.

Un avance que sería positivo no sólo para reducir la dependencia energética de terceros países o para mejorar la estabilidad de los precios de la energía, sino también para poder avanzar en la consecución de los objetivos sobre desarrollo de energías renovables y sobre reducción de emisiones.

El último asunto tratado en el Consejo fue el de la competitividad industrial, un "tema fundamental para España dado que la industria debe jugar un papel destacado en la recuperación del crecimiento y la creación de empleo". "La UE necesita una base industrial fuerte y competitiva en términos de producción e inversión", ha añadido Rajoy, resumiendo las propuestas para impulsar este sector que se acordaron en la cumbre europea.

CRÍTICAS A LA AUSTERIDAD.

Durante la réplica, Rajoy ha rechazado las críticas a la política de austeridad que han aplicado los gobiernos de derechas en Europa, el jefe del Ejecutivo se ha limitado a señalar que más que un debate sobre ideología se debería plantear en términos de geografía. Ha reconocido que la primera etapa de la legislatura se caracterizó por la austeridad, aunque ahora la situación está cambiando.

De hecho, ha defendido las políticas que ha hecho el Gobierno para garantizar la protección social pese a las críticas de los diputados sobre la desigualdad que está generando el Gobierno. "Nadie puede negar que el Gobierno está haciendo un gran esfuerzo para recuperar la situación de política económica del país", ha dicho.

En materia energética, ha destacado que "aún es necesario que algunos países que tienen que tomar más decisiones se lo tomen más en serio" y ha abogado por aprovechar el único "aspecto positivo" de la crisis de Ucrania para que "Europa sea consciente de que nunca está de más defender los intereses de todos teniendo varias posibilidades a la hora de adquirir" la energía y fomente las interconexiones. "Es una magnífica oportunidad ahora y espero que se continúe dando pasos en la buena dirección", ha añadido.

BCE.

El presidente también ha hecho referencia a las decisiones del Banco Central Europeo (BCE) ante la baja inflación, apuntando que aunque esta situación es buena para mejorar la competitividad económica, sería positivo que todos los estados miembros tuvieran unas décimas más de inflación, de modo que los ciudadanos "gastaran más" y la economía "se desendeudara mejor".

"Yo no estoy de acuerdo con las decisiones que toman todas las instituciones europeas, pero como presidente tengo que ver cuáles son los foros donde tengo que decir las cosas de una manera o de otra", ha añadido.

Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso, Antonio Alonso, ha resaltado la importancia de que el último Consejo tratara temas tan importantes como la consolidación del crecimiento económico, el avance de la unión bancaria, la política industrial y el fomento de las interconexiones en Europa. Por otro lado, ha resaltado el nuevo escenario del país gracias a las políticas que ha puesto en marcha el Gobierno. "Las cosas no ocurren porque sí", ha dicho, tras considerar que hay que seguir trabajando para garantizar el crecimiento y fomentar el empleo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies