Bernanke fija el final de la recesión en 2009 si las medidas adoptadas logran restaurar la estabilidad

Actualizado 24/02/2009 17:58:51 CET

WASHINGTON, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Ben S. Bernanke, afirmó hoy que si las acciones adoptadas por la Administración, el Congreso y el propio banco central de EEUU logran restaurar la estabilidad en los mercados financieros la recesión terminará este año y en 2010 podría iniciarse la recuperación.

"Si las acciones adoptadas por la Administración, el Congreso y la Fed tienen éxito en la restauración de cierta estabilidad financiera, existe la perspectiva razonable de que la actual recesión terminará en 2009 y que 2010 será un año de recuperación", auguró Bernanke durante su intervención ante el comité bancario del Senado.

En este sentido, el máximo responsable de política monetaria de EEUU pronosticó que si se registra una mejoría de las condiciones financieras, la actividad económica se verá crecientemente respaldada por los estímulos fiscales y monetarios, el saludable efecto de la acusada caída de los precios de la energía, así como por la situación de los inventarios de las empresas y la mayor disponibilidad de crédito.

Asimismo, el presidente de la Fed señaló que las medidas tomadas por EEUU y otros países desde el pasado mes de septiembre han contribuido a restaurar cierto grado de estabilidad en algunos mercados financieros, como en el caso del interbancario Libor, así como en el mercado de obligaciones de deuda no garantizada y en los diferenciales de riesgo para las empresas.

No obstante, Bernanke admitió que las perspectivas económicas están sujetas a una considerable incertidumbre y que los riesgos a la baja podrían superar a los factores alcistas. De este modo, advirtió del riesgo para las exportaciones estadounidenses, así como por parte del "poder destructivo del denominado bucle de retroalimentación negativa" entre la debilidad económica y las condiciones financieras.

"Para romper este bucle de retroalimentación adversa es esencial que continuemos complementando estímulos fiscales con sólidas acciones gubernamentales para estabilizar las instituciones financieras y los mercados financieros", dijo Bernanke.