El Bundesbank advierte de que Alemania no podrá mantener el ritmo de crecimiento del primer trimestre

Actualizado 19/05/2008 15:51:29 CET

FRANCFORT (ALEMANIA), 19 May. (EUROPA PRESS) -

El Bundesbank afirmó hoy que la economía del país no podrá mantener el "fuerte crecimiento" registrado en el primer trimestre del año, en el que creció un 1,5%, por lo que previsiblemente el crecimiento económico se moderará en los trimestres venideros.

El banco central de Alemania señala en el boletín económico de la entidad correspondiente a mayo que el nivel de crecimiento de la economía alemana no debe ser "sobrevalorado" ante la acumulación de factores especiales que permitieron a la economía del país registrar en el primer trimestre de 2008 su mayor crecimiento de los últimos doce años.

Entre estos factores, el Bundesbank apunta el débil crecimiento económico registrado en el cuarto trimestre de 2007, cuando creció un 0,3%, así como el buen comportamiento de la construcción entre enero y marzo, y por otra parte, cuestiones estacionales como el hecho de que la Semana Santa se celebrara en marzo, lo que permitió aumentar las ventas al por menor, o las temperaturas invernales más benignas.

De este modo, la entidad presidida por Axel Weber reconoce que en los trimestres venideros la economía alemana debería crecer a un ritmo más moderado en línea con los últimos resultados de la encuesta elaborada por el instituto económico Ifo, así como por factores técnicos en el sector de la construcción y un debilitamiento de las exportaciones.

No obstante, el Bundesbank señala que estos elevados precios de la energía también tienen su lado positivo en la economía alemana, puesto que se ha producido una mayor demanda de tecnología respetuosa con el medio ambiente y con un elevado grado de eficiencia energética.

Por otro lado, el banco central alemán subraya en su boletín de mayo que el principal desafío del Banco Central Europeo (BCE) debe ser el anclaje de las expectativas de inflación a largo plazo.

En este sentido, el Bundesbank señala enm su boletín de mayo que el consumo privado se recuperará en el corto plazo, lo que podría acelerar las tensiones inflacionistas. Asimismo, advierte de que "desde el punto de vista de la estabilidad, la ronda de negociaciones salariales de 2008 no están exentas de riesgos".