Castilla-La Mancha bajará un 3% el sueldo de los funcionarios, que tendrán que trabajar más horas

Actualizado 02/12/2011 14:19:31 CET

TOLEDO, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha anunciado este viernes una reducción bruta del 3% del salario de todos los funcionarios "con carácter transitorio", a través de la rebaja del 10% del complemento específico y asimilado, al tiempo que los empleados públicos verán aumentado su jornada laboral en 2,5 horas semanales desde las 35 horas actuales.

Cospedal también adelantó que Castilla-La Mancha recurrirá a la gestión público-privada en algunos hospitales de la región que son actualmente "inviables".

En concreto, esta medida afectará a los hospitales de Almansa, Villarrobledo, Manzanares y Tomelloso, aunque los ciudadanos "no van a notar cuando entren a un centro sanitario nada diferente de lo que notan ahora", según ha avanzado Cospedal, en una rueda de prensa en la que ha estado respaldada por su marido, Ignacio López del Hierro y el Consejo de Gobierno al completo, cuyos miembros, incluida ella, han renunciado a sus pagas extras y a los coches oficiales.

Estas son solo algunas de las medidas que conforman la segunda parte del Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos de Castilla-La Mancha, que pretende un ahorro de 350 millones, que se suman a los 1.815 millones de la primera parte.

Cospedal ha adelantado además la decisión del Ejecutivo de prorrogar los presupuestos actuales durante todo el año 2012, y la aprobación --en un próximo Consejo de Gobierno a celebrar en Albacete el día 7 de diciembre-- de la Ley de Estabilidad Presupuestaria de Castilla-La Mancha.

También está ya "listo" el Plan Económico y Financiero que contiene todas estas medidas, aunque ha aclarado que la entrada en vigor de éstas no está supeditada a la aprobación de ese Plan.

La responsable regional ha reconocido que el contenido de este plan supone un gran esfuerzo para los ciudadanos, pero ha advertido de que "el sudor de hoy alejará las lágrimas del mañana".

"Esta renuncia parcial a todo lo que no es estrictamente necesario es lo único que podemos hacer y la única alternativa que tenemos para preservar lo que es esencial, la única para cumplir los objetivos de déficit y encaminaros a la recuperación económica y la creación de empleo", subrayó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies