CC.OO. denuncia la falta de contenidos y participación de la mesa industrial en el diálogo social

Actualizado 20/04/2009 19:45:09 CET

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Industria de CC.OO. denunció hoy la falta de contenidos y la escasa participación de la mesa industrial en el proceso de diálogo social que mantiene el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con los agentes sociales para buscar soluciones a la crisis.

En un comunicado, el sindicato aseguró que se siente "profundamente decepcionado" por la creación de un foro para debatir ayudas a los sectores industriales cuando las organizaciones que forman parte del mismo desconocen el contenido de las órdenes ministeriales que se aprueban y de las ayudas que se conceden, tal y como ocurrió la semana pasada con los 100 millones en ayudas que ha concedido el Gobierno a Seat.

Para el sindicato, hechos como éste demuestran "el abandono, deterioro y falta de impulso" que el Gobierno transmite al conjunto de las mesas de diálogo social ya que, en lugar de utilizarlas para encauzar los graves problemas de la sociedad española, recurre a ellas para preservar la imagen de sus ministerios.

Por este motivo, la Federación de CC.OO. invita al Gobierno, a las administraciones y al Ministerio de Industria a reflexionar sobre la necesidad de mantener abierto un diálogo social presidido por la falta de claridad en las decisiones del Ministerio y en el que no se manifiesta voluntad alguna de involucrar a las organizaciones.

En este sentido, el sindicato afirma que las ayudas, en lugar de velar por el empleo, optimizar los procesos y reorientar la producción hacia productos de mayor valor añadido, más sostenibles y más seguros, tienen como única misión facilitar liquidez.

Así, recordó que éste es el criterio que se utilizó para congelar primero las ayudas previstas para Seat y desbloquearlas después sin haber asegurado el objetivo previsto de fabricar un nuevo vehículo en Martorell. Según CC.OO., estas decisiones se realizaron sin consultar al resto de miembros de la mesa y suponen una clara discriminación frente el resto de empresas del sector.

Finalmente, el sindicato denunció también los términos en los que se aprobó la ayuda de 261,5 millones para las empresas de los sectores estratégicos, ya que, a su parecer, no se aclararon los criterios por los que se considera estratégicos a estos sectores y no a otros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies