La CE cree que el crecimiento de la zona euro en 2006 podría superar el 2,1% pese a petróleo y tipos

Actualizado 30/06/2006 18:56:11 CET

BRUSELAS, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea aseguró hoy que el crecimiento económico de la zona euro continúa acelerándose y consolidándose y podría superar el 2,1% que pronosticó en primavera pese a los altos precios del petróleo, la inestabilidad en los mercados financieros y la apreciación del euro frente al dólar.

"La economía de la zona euro está creciendo a uno de los ritmos más fuertes desde principios de la década, lo que permite hacer frente a los efectos negativos de los elevados precios del petróleo, las recientes perturbaciones bursátiles y la apreciación del euro", señala el informe trimestral sobre la zona euro publicado este viernes.

El crecimiento del PIB en la eurozona se aceleró hasta el 0,6% durante el primer trimestre de 2006, lo que situó en un 1,9% la tasa interanual, una cifra que sólo se ha superado una vez desde principios de 2001. El Ejecutivo comunitario, basándose en las señales positivas de los indicadores de confianza empresarial y de los consumidores, pronostica que la economía europea crecerá entre un 0,5% y un 0,9% del PIB tanto en el segundo como en el tercer trimestre de 2006.

La menor subida de los costes unitarios de la mano de obra en la zona euro respecto a sus principales socios comerciales limita, según la Comisión, los efectos negativos de la apreciación del euro sobre la competitividad de los exportadores. Bruselas subraya que los precios del petróleo han alcanzado nuevos máximos durante el primer semestre de 2006, lo que ha empujado la inflación al alza, pero ello no parece hacer demasiada mella sobre la confianza de los consumidores y de las empresas.

Finalmente, el informe admite que las recientes perturbaciones sobre los mercados financieros podrían ensombrecer estas perspectivas, aunque puntualiza que no hay que sobreestimar su impacto, porque hasta ahora se han concentrado en los países emergentes. En la zona euro, los problemas se han limitado a las bolsas y pueden considerarse como una corrección del 'miniboom' de los meses precedentes.

"Globalmente, las perspectivas a corto plazo podrían ser mejores que las previstas", señala la Comisión. Aunque no menciona ninguna nueva previsión de crecimiento, sí que indica que podría superarse la previsión de primavera del Ejecutivo comunitario, que pronosticaba un crecimiento del 2,1% del PIB para la zona euro en 2006.

No obstante, alerta de que en 2007 el crecimiento se frenará, sobre todo por el aumento previsto del IVA en Alemania, que inducirá a los hogares a adelantar parte de su consumo y sus inversiones en vivienda de 2007 a 2006. En 2007 pronostica más riesgos a la baja, entre los que enumera posibles efectos de segunda vuelta de los altos precios del petróleo, ajustes repentinos de los tipos de cambio o más turbulencias en los mercados financieros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies