La CE da más flexibilidad a los Estados miembros para cambiar el destino de los fondos estructurales

Actualizado 24/02/2009 18:30:16 CET

BRUSELAS, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea anunció hoy que dará más flexibilidad a los Estados miembros para cambiar el destino de los fondos estructurales que todavía no han gastado del periodo 2000-2006 y poder dedicarlos a los sectores que puedan tener un mayor impacto positivo para salir de la crisis. Bruselas ha decidido además ampliar hasta el 30 de junio, seis meses más de lo previsto originalmente, el plazo máximo que tienen los Gobiernos para gastar el dinero.

Hasta ahora, las autoridades responsables de la gestión tenían un margen de flexibilidad del 2 % si deseaban transferir financiación entre los denominados "ejes prioritarios" de gasto de cada programa operativo de la política de cohesión.

"La situación en que nos encontramos en la actualidad es muy diferente del entorno económico de 2000, cuando se acordaron las prioridades. Reconociendo las circunstancias excepcionales a que deben hacer frente los Estados miembros, la Comisión ha decidido multiplicar por cinco la flexibilidad entre las prioridades, del 2 % al 10 %. Esto permitirá a los Estados miembros destinar la financiación restante a los fines en los que tenga un mayor impacto", dijo la comisaria de Política Regional, Danuta Hübner, en un comunicado.

"Estamos haciendo todo lo posible para garantizar que cada euro de los Fondos Estructurales se gaste de manera eficiente. Estamos adaptando la Política de Cohesión con el fin de hacer frente a las nuevas realidades económicas y de permitir que los Estados miembros optimicen las inversiones de la UE como un excelente remedio contra la crisis", resaltó Hübner.

El Ejecutivo comunitario pidió a los Estados miembros que aprovechen estas medidas de flexibilidad para centrarse en sectores de alto rendimiento, tales como inversiones en eficiencia energética, a fin de crear puestos de trabajo 'verdes' y ahorrar energía, y a apoyar las tecnologías limpias con el objetivo de promocionar sectores como la construcción y la automoción.

La financiación total asignada a los Estados miembros en el período presupuestario 2000-2006 se elevó a 257.000 millones de euros. Hasta el momento, se han pagado 225.000 millones, es decir, el 87,5 % del total. Los Estados miembros ya pueden efectuar pagos correspondientes a este período hasta el 30 de junio de 2009. En la mayor parte de los casos, el plazo límite de los pagos con cargo al fondo de cohesión para el período 2000-2006 es el final de 2010.