Citi considera que el BCE ha ganado algo de tiempo con el anuncio de compras de bonos

Actualizado 10/09/2012 20:32:59 CET

La solicitud del rescate supondría una cierta humillación para España e Italia

NUEVA YORK, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

La nueva estrategia del Banco Central Europeo (BCE) de comprar bonos soberanos de los países que soliciten el rescate no servirá para impulsar el crecimiento de la economía, aunque permite ganar algo de tiempo a la institución, que ha mitigado el riesgo sistémico a corto plazo, pero que a largo plazo depende de que los países de la periferia acometan seriamente la reestructuración de sus economías, según afirma en un informe para inversores Richard Cookson, jefe de inversiones de Citi Banca Privada.

"¿Ayudará a impulsar el crecimiento y los mercados la postura claramente relajada de los bancos centrales? Ciertamente no, aunque el BCE ha ganado algo de tiempo", señala Cookson, quien apunta que el objetivo del nuevo programa es rebajar los costes de finaciación de España e Italia.

"Las acciones del BCE podrían contribuir a calmar el riesgo sistémico a corto plazo, pero no es probable que sirvan de mucho a largo plazo, a menos que los países de la periferia sean más serios sobre la reestructuración de sus economías", añade.

No obstante, el autor advierte de que, desde la perspectiva de los potenciales receptores de las ayudas, incluso aunque las condiciones ligadas a la intervención del BCE no difieran mucho de las ya exigidas, "politicamente resulta algo humillante para España e Italia pedir el rescate".

En este sentido, Cookson considera que la "estricta" condicionalidad que se aplicará y la posibilidad de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) supervise de alguna manera el proceso, como apuntó Draghi, puede resultar particularmente problemático.

"Tanto Italia como España pretendían algo más ligero y menos intrusivo. No se trata de una barrera insuperable, pero sí de una bastante alta", apunta el añalista de Citi Banca Privada.

Por otro lado, el informe de Citi advierte de que, independientemente de la opinión que se pueda tener sobre la estrategia del BCE, lo que está claro es que "los líderes europeos están forzando los límites de lo que legalmente están autorizados a hacer".

En este sentido, el autor señala que, si bien se espera que el Constitucional alemán dé el visto bueno al MEDE este miércoles, "no es probable que el Tribunal continúe siendo tan acomodado", especialmente con la proximidad de las elecciones en Alemania

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies