El Colegio de Economistas cree que el plan del Gobierno no da solución a la desaceleración económica

Actualizado 24/04/2008 20:04:02 CET

Auguran un periodo de ajuste de, al menos, 18 meses que empeorará en función de la disponibilidad y el coste de la financiación

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Economistas aseguró hoy que las medidas que ha puesto en marcha el Ejecutivo presidido por José Luis Rodríguez Zapatero animan la demanda de forma artificial y no son la solución a la desaceleración que atraviesa la economía española.

Durante la presentación del número extraordinario de la revista Economistas, 'España 2007. Un balance', el decano del Colegio de Economistas de Madrid, Juan Iranzo, aseguró que se trata de políticas "muy antiguas" que no irán "excesivamente bien" a España en el futuro.

"Hay que agudizar la imaginación porque probablemente las viejas recetas ya no sirvan", señaló Iranzo, tras apostar por poner en marcha medidas que favorezcan la competitividad, como la rebaja del Impuesto de Sociedades y de las cotizaciones sociales, que se podría compensar parcialmente con una subida de IVA. "Me hubieran gustado más estas medidas que las políticas de demanda", señaló.

El director de la publicación, Emilio Ontiveros, coincidió con Iranzo en que España no tenía "ninguna urgencia" de devolver impuestos, y consideró que es mejor gravar el consumo que la renta si se es partidario de la "igualdad de oportunidades".

Ambos coincidieron en que España parte de una buena situación para afrontar la desaceleración mundial, aunque aventuraron un periodo de ajuste de al menos 18 meses que empeorará en función de la disponibilidad y el coste del acceso a la financiación.

Por un lado, Iranzo estimó el fin del saldo positivo de las cuentas públicas en 2008 como consecuencia de un incremento del gasto y una disminución de los ingresos, mientras que Ontiveros apostó por "relativizar el fetichismo del superávit presupuestario".

Ambos consideraron que Europa parte también de una mejor posición ante la desaceleración de la economía, aunque señalaron que los fundamentos de la zona euro son más débiles que los de EE.UU. y aseguraron que no podrá ser "inmune" a lo que pasa fuera. "La restricción financiera acabará mermando el crecimiento", señalaron.

En cuanto a la actuación de las autoridades monetarias, Ontiveros destacó el papel de la Reserva Federal (FED) al poner en marcha diversas medidas para reactivar la economía, mientras que criticó la inactividad del Banco Central Europeo (BCE).

En cambio, Iranzo consideró "ligeramente alarmista" la actitud de la FED y consideró que las bajadas de tipos de un cuarto o medio punto por parte del BCE no darían solución a los actuales problemas de la economía europea. "No creo que bajando los tipos la solución cambiara sustancialmente, hay otros problemas", señaló.

No obstante, los dos coincidieron en que actualmente el mundo atraviesa un periodo "muy complicado y sin precedentes" que ha llevado a una situación "excepcional" en la que la obligación de la política económica será evitar la recesión "más singular" de los últimos tiempos y apostaron por la transparencia de los mercados.

'ESPAÑA 2007. UN BALANCE'

La publicación que presentaron ambos corresponde al número extraordinario anual de la revista que edita el Colegio de Economistas, y en el que han colaborado 84 autores, entre los que destaca el vicepresidente económico, Pedro Solbes, y el portavoz económico de la oposición, Miguel Arias Cañete.

Se centra en un análisis de la evolución de la economía durante el ejercicio pasado, un año caracterizado por el inicio de la crisis financiera, el incremento del precio de las materias primas, la apreciación del euro y el comienzo de la desaceleración de la economía española.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies