La confianza del consumidor aumentó en enero por la evolución económica en 2005, según el ICO

Actualizado 02/02/2006 13:12:30 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La confianza de los consumidores aumentó hasta los 85,6 puntos durante el pasado mes de enero, lo que supone un incremento de 2,2 puntos con respecto al mes de diciembre, según se desprende del Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) elaborado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y que fue presentado hoy por su presidente, Aurelio Martínez.

Este dato refleja una mejor disposición para el consumo derivada, según el estudio, de "los buenos datos" del cierre de la economía en 2005 y el alcance de la futura reforma del IRPF.

Martínez señaló que la recuperación del indicador de confianza "invita a pensar en una mejor predisposición hacia el consumo", aunque precisó que la disminución interanual de este indicador podría también anticipar una desaceleración del crecimiento del consumo privado durante el año 2006.

El mencionado estudio refleja además un aumento de tres décimas en el indicador de la situación actual (del 73,7 registrado en diciembre al 74 del pasado mes), y también se incrementa el indicador de las expectativas, pasando de un 93 al 97,3.

Sin embargo, un dato destacable es que el ICC ha disminuido nueve puntos en relación con el dato de enero de 2005 (del 94,6 al 85,6) debido a una reducción del indicador de la situación actual en sus tres componentes (percepción de la economía familiar, percepción de la economía española y el empleo).

En relación con la mejora del indicador de expectativas, el ICO no sólo lo atribuye al resultado positivo del ejercicio económico de 2005 y a la futura reforma del IRPF, sino también a las "buenas perspectivas" para la economía europea y que han compensado el efecto negativo de la subida del precio de crudo durante el último mes en los consumidores. Las perspectivas de la economía familiar siguen teniendo los valores más altos, con un porcentaje superior a 100.

Otro dato significativo relativo a los grupos provinciales según el número de habitantes es que el indicador de expectativas presenta los valores más elevados (en concreto 106,8) en aquellos núcleos con más de 500.000 habitantes.

El ICO mantiene que la tendencia ascendente de mayor optimismo es compatible con otros indicadores económicos como el grado de confianza empresarial, aunque a su vez se registran otras expectativas no tan positivas, como las perspectivas de incremento de los tipos de interés y la presión fiscal.