Economía/Macro.- El crecimiento de la economía de EEUU se desacelera en el primer trimestre al aumentar el PIB un 1,8%

Actualizado 28/04/2011 16:54:42 CET

WASHINGTON, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La economía de EEUU registró en el primer trimestre de 2011 un incremento del Producto Interior Bruto (PIB) del 1,8% anualizado, lo que empeora en 1,3 puntos porcentuales el crecimiento registrado en el trimestre anterior, según los datos de la primera estimación publicada por el Departamento de Comercio.

De esta manera, el dato del PIB estadounidense entre enero y marzo empeora el 3,1% registrado en los tres últimos meses de 2010 y además es inferior al registrado en el primer trimestre de 2010 (3,7%).

La desaceleración de 1,3 puntos porcentuales del crecimiento del PIB en el primer trimestre refleja un fuerte repunte de las importaciones, un mayor descenso en el gasto del Gobierno federal y la desaceleración en el gasto personal de los consumidores, la inversión fija no residencial y las exportaciones. Esto fue en parte compensado por un fuerte incremento de la inversión privada en inventarios.

Según el Departamento estadounidense de Comercio, el aumento el PIB en el cuarto trimestre se vio impulsado por las contribuciones positivas del gasto personal de los consumidores, las inversiones en inventarios privados, las exportaciones y gasto fijo no residencial.

Estos aspectos positivos se vieron compensados en parte por la contribución negativa del gasto tanto del Gobierno federal como de los gobiernos locales y estatales. Asimismo, en el cuarto trimestre del año también se produjo un incremento de las importaciones.

El gasto personal de los consumidores, una de las partidas que más contribuye al dato, aumentó en el primer trimestre de 2011 un 2,7%, lo que supone 1,3 puntos porcentuales que el incremento registrado en el último trimestre de 2010.

La Reserva Federal estadounidense redujo este miércoles su previsión de crecimiento para 2010 hasta un rango de entre el 3,1% y el 3,3%, lo que contrasta con la revisión al alza que realizó en su reunión de enero hasta un rango de entre un 3,4% y un 3,9%, debido precisamente a un crecimiento en el primer trimestre menor del previsto, que, en opinión de su presidente, Ben Bernanke, será "temporal".