Crédito y Caución ve un "crecimiento sólido y sostenible" en España

 

Crédito y Caución ve un "crecimiento sólido y sostenible" en España

Actualizado 04/07/2015 0:07:34 CET

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Crédito y Caución asegura que el crecimiento en España es "resistente y sostenible", puesto que el país está registrando una "recuperación más intensa" que la de otros mercados periféricos de la eurozona.

"Tras dos años de contracción, los últimos indicadores de actividad señalan que la recuperación económica de España está tomando impulso", señala Crédito y Caución en el informe país sobre España.

La firma recuerda que la economía española lleva ya cuatro trimestres seguidos de crecimiento y que en el segundo trimestre de 2014, el PIB registró el mayor incremento trimestral desde el primer trimestre de 2007.

A su parecer, el aumento de la demanda externa y la mayor confianza han estimulado la inversión empresarial, mientras que la recuperación del mercado laboral y la demanda de bienes de consumo duraderos ha incrementado el consumo privado.

Estos dos componentes privados de la demanda interna han sido "el pilar" del crecimiento del PIB en lo que va de 2014 y Crédito y Caución espera que se mantengan su "solidez" en la segunda mitad del año.

Asimismo, asegura que el crecimiento está teniendo un impacto positivo en el mercado laboral, puesto que el desempleo ha registrado su mayor descenso desde 2006. Sin embargo, avisa de que aún existen algunos problemas "importantes", como el desempleo juvenil y el paro de larga duración y avisa de que el paro no bajará del 20% durante al menos otros cuatro años.

En materia de precios, Crédito y Caución espera que las medidas anunciadas por el Banco Central Europeo (BCE) y la creciente demanda interna lleven al aumento de precios hasta el 0,9% en 2015.

Por otro lado y a pesar de las importantes mejoras en la cuenta corriente, recuerda que la deuda externa neta española lo convierte en uno de los países más adeudados de la eurozona, aunque espera que este porcentaje disminuya en los próximos años.

En cuanto al sector financiero, pone de manifiesto la recuperación del sector después de la asistencia financiera, tal y como muestra el hecho de que la dependencia de los bancos españoles de la financiación del BCE se haya reducido a la mitad.

Además, asegura que por primera vez desde el inicio de la crisis, los bancos españoles han visto disminuir la proporción de créditos incobrables. Aún así, cree que aún se mantienen "algunas carencias", puesto que la concesión de créditos sigue reduciéndose por la baja demanda de crédito, el elevado riesgo de impago y el desapalancamiento del sector privado.

Finalmente, asevera que las insolvencias están descendiendo en 2014 gracias a la recuperación económica, aunque aún permanecen a un nivel alto y lejos de los niveles previos a 2008.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies