El diferencial de España con la zona euro repunta una décima en mayo y se sitúa en 1 punto

Actualizado 16/06/2008 14:18:28 CET

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El diferencial de precios de España con la zona euro aumentó una décima en mayo, y se situó en un punto, debido a los incrementos que registraron los índices de precios armonizados en el quinto mes del año, hasta el 4,7% en el caso español y hasta el 3,7% en la zona euro, según el dato publicado hoy por la oficina europea de estadísticas, Eurostat.

Así, España vuelve a aumentar las distancias con Europa en materia de precios, después de haber conseguido reducir este diferencial hasta 0,9 puntos gracias a los descensos del índice registrados en los meses de febrero y marzo.

No obstante, el diferencial aún se mantiene en cifras que, según el Ministerio de Economía y Hacienda, son similares a la media que registra este índice desde la entrada de España en la Unión Económica y Monetaria.

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, aseguró el pasado mes de marzo que la reducción de este diferencial es uno de los principales retos de la economía española de cara al futuro.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) de la eurozona se situó en mayo en el 3,7% interanual, cuatro décimas más que en abril, según datos definitivos publicados por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

España mantuvo la quinta posición en el grupo de los países de la eurozona que registraron mayores tasas de inflación interanual, al registrar un 4,7% en tasa interanual, por detrás de Eslovenia (6,2%), Bélgica (5,1%), Grecia (4,9%) y Luxemburgo (4,8%).

Por su parte, Irlanda, Francia e Italia, se situaron en la media de la zona euro, al registrar una inflación del 3,7% en tasa interanual, mientras que Países Bajos (2,1%), Portugal (2,8%) y Alemania (3,1%) fueron los Estados de la zona euro que registraron las tasas de inflación más bajas en el mes de mayo.

Este nuevo repunte de la inflación de la eurozona eleva las preocupaciones del Banco Central Europeo (BCE), que ya había advertido que el IPC comunitario se situaría en tasas significativamente elevadas en 2008 por el alza de los precios del petróleo y los alimentos.

Así, el nuevo impulso refuerza la teoría de un aumento de los tipos de interés el próximo mes de julio, posibilidad que fue sugerida por el presidente de la institución, Jean Claude Trichet, que expresó su preocupación por las tensiones inflacionistas y los posibles efectos de segunda ronda.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies