Economía/Macro.- Economía mejora en medio punto la previsión de deuda pública para 2011, hasta el 67,2%

Actualizado 28/04/2011 17:02:51 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La deuda pública española se situará en los 733.428 millones de euros en 2011 --94.661 millones más que en 2010--, lo que equivale al 67,2% del PIB, medio punto por debajo de la previsión recogida en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año, que la situaban en el 68,7%.

Así se recoge en una notificación realizada por el Gobierno a Bruselas en el marco del procedimiento de déficit excesivo, de marzo de este año, recogida por Europa Press.

La deuda pública ya fue inferior a la prevista en 2010, al situarse en 638.767 millones de euros, el 60,1% del PIB, por debajo del 62,8% que estimaban las últimas cuentas públicas.

La administración central fue la principal responsable del endeudamiento, con 531.871 millones de euros, lo que equivale el 83,2% de la deuda total y al 48,7% del PIB.

Las comunidades autónomas aportaron deuda por valor de 115.455 millones de euros (10,5% del PIB), mientras que la de las corporaciones locales se situó en los 35.442 millones (3,2%). Si bien, las cuentas se vieron en parte compensadas con el saldo positivo de la Seguridad Social de 44.001 millones de euros.

POR ENCIMA DE LOS LÍMITES.

Con todo, la deuda pública superó en 2010 por primera vez desde que entró a formar parte del euro el límite establecido en el Pacto de Estabilidad de la UE, del 60%. Entonces, sólo fue por una décima, pero en 2011 este incumplimiento se cifrará en 7,2 puntos porcentuales.

Además, el documento remitido a Bruselas deja ver que la deuda pública se situó en 380.661 millones de euros (36,1% del PIB) en 2007, año del inicio de la crisis, con lo que se ha prácticamente duplicado cuatro años después.

En el caso del déficit público, el Gobierno estima que se situará en los 65.613 millones de euros este año, el 6% del PIB, con lo que se mantiene en su previsión de que se cumpla el objetivo marcado por Bruselas en la senda de reducir el saldo negativo de las cuentas públicas al 3% en 2013.