ERC teme que Economía prepare un "café para todos" con las CCAA y

Actualizado 28/12/2006 14:38:49 CET

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Joan Tardá, considera que el informe sobre financiación autonómica presentado ayer por el secretario de Estado de Economía hace sospechar que el Ministerio prepara una "segunda versión del café para todos" con las comunidades, lo que a su juicio evidencia que la financiación prevista en su día en el Estatut, acordada por PSOE y CiU, no aporta recursos extras para Cataluña.

Tardà da por constatado que la aplicación del nuevo sistema de financiación se demora al menos hasta 2009, una "dilación" hasta después de las generales que, en su opinión, revela "la intención del Gobierno de Zapatero de aplicarlo todavía más regateado si es posible, si goza de una mayoría amplia o tiene otro tipo de alianzas parlamentarias".

Según ERC, lo que presentó ayer Economía "no es más que la segunda versión del 'café para todos' que perpetuará el desequilibrio fiscal entre lo que Cataluña aporta a las arcas españolas y lo que recibe del Estado en concepto de servicios".

Además, cree que se pone de manifiesto que "esta nueva financiación pactada en el Estatut de la Moncloa entre el señor Mas y el señor Zapatero aporta cero recursos extra para las arcas de la Generalitat".

"El 22 de enero (de 2006), el día después que Artur Mas firmase unilateralmente con Zapatero un acuerdo estatutario que recortaba considerablemente el Estatut pactado en el Parlament de Cataluña, el líder de CiU llegó a afirmar que el nuevo sistema suponía un salto hacia delante muy importante para Cataluña y que reducía considerablemente el déficit fiscal con España --recordó--. Ya se ha visto, pues, que el señor Mas mintió".

EL TIEMPO AVALA EL 'NO' DE ERC.

En este sentido, sostiene que "el tiempo da la razón a Esquerra en su oposición al Estatuto de la Moncloa que venía a perpetuar, entre otros, un sistema de financiación que asfixia Cataluña y sus ciudadanos". Así, Tardà compara la situación actual con la de 2001 en el sistema de financiación autonómico pactado entre CiU y PP, "que según los convergentes era el principio del fin de los problemas de financiación de Cataluña y que quedó en agua de borrajas, como ahora".

Por último, reiteró su exigencia al Gobierno para que se publiquen las balanzas fiscales de las comunidades con el Estado. "Lo que todavía es menos serio es que Solbes y el Gobierno sigan sin publicar las balanzas fiscales, un hecho que impide que la ciudadanía sepa que aporta y cuanto recibe cada territorio, unas cifras que a buen seguro terminarían con el discurso de aquellos que acusan a los catalanes de insolidarios", aseveró.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies