Economía/Macro.- España se mantiene en el puesto 21 entre los países más globalizados del mundo pese a la crisis

Actualizado 26/01/2011 14:34:04 CET

Está por encima de economías como la estadounidense, la italiana o la portuguesa y muy cerca de la francesa

DAVOS (SUIZA)/MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

España ha conseguido mantenerse en 2010 por segundo año consecutivo en el puesto número 21 del índice de los países más globalizados del mundo elaborado por la consultora Ernst & Young y ha conseguido incluso mejorar su puntación final en 14 décimas con respecto a la de 2009, pese a la crisis financiera.

El informe, presentado por Ernst & Young y el centro de estudios Economist Intelligence Unit (EIU) en el marco del Foro de Davos, destaca que España se sitúa por delante de economías como la estadounidense (28), la italiana (31) o la portuguesa (22) y muy cerca de la francesa, que ocupa la decimoctava posición.

De cara a los próximos años, el estudio señala que la economía española seguirá globalizándose de forma gradual y prevé que se mantenga en el mismo puesto durante dos años más. Por ello, considera que la economía española no conseguirá situarse entre los 20 países más globalizados hasta 2013.

Respecto a los datos globales, el informe, elaborado a partir de una encuesta realizada en noviembre de 2010 a más de 1.000 altos ejecutivos de empresas de todo el mundo sobre qué opinión les merece la globalización, muestra cómo las 60 mayores economías del mundo profundizarán en el proceso de globalización de 2011 a 2014.

Así, recuerda que, debido a la crisis mundial, esta tendencia se vio frenada en 2009 y sólo registró un pequeño avance el año pasado. Sin embargo, cree que la recuperación de la economía a nivel global, la innovación tecnológica y el crecimiento de los mercados emergentes favorecerá una aceleración de este proceso en los próximos meses.

Para ello, advierte de que el gran reto para las compañías será integrar dos tendencias, en principio, opuestas. Por un lado, la globalización que anima a las empresas a expandirse internacionalmente y a operar de forma global y, por otro, las diferencias entre cada mercado que exige también a las compañías un enfoque más local.

Según el estudio, las empresas deberán operar a partir de ahora en un mundo 'policéntrico', es decir, "con múltiples centros de influencia, tanto en los mercados desarrollados como en vías de desarrollo". Para tener éxito en este mundo, el presidente y consejero delegado de Ernst & Young, James S. Turley, ve necesario que se centren en "redefinir su estrategia global y local, desarrollar un enfoque 'policéntrico' de la innovación, reconsiderar sus relaciones con el gobierno y las autoridades tributarias, y construir equipos de liderazgo con una sólida experiencia global".

Un ejemplo de este nuevo enfoque es que, según el informe, la proporción de directivos que llevará a cabo más de una cuarta parte de sus actividades de I+D en los mercados emergentes casi se triplicará en Europa Occidental en los próximos cinco años y se duplicará en Norteamérica. Así, cerca del 30% de las empresas dedicará más de una cuarta parte de su inversión en I+D a los mercados emergentes durante los próximos cinco años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies