El Eurogrupo discutirá cómo responder al estancamiento de la economía

Actualizado 11/09/2014 10:28:24 CET

BRUSELAS, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Los ministros de Economía de la eurozona discutirán mañana en la reunión informal que celebran en Milán cómo responder al estancamiento de la economía de la eurozona, que pone en riesgo la recuperación, aunque no se espera que adopten medidas, según han informado fuentes europeas.

   A la reunión asistirá el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que informará a los ministros de su decisión de rebajar los tipos de interés al mínimo histórico del 0,05% y de lanzar un programa de compra de deuda privada para reactivar el crecimiento.

   Draghi pedirá a los ministros de los países del euro que no confíen únicamente en las medidas del BCE y que actúen para combatir el estancamiento económico, especialmente con reformas estructurales, según las fuentes consultadas.

   La economía de la eurozona se estancó durante el segundo trimestre del año como consecuencia de la contracción del 0,2% de Alemania e Italia y de la parálisis en Francia, mientras que sólo España y Holanda, entre los grandes países, lograron una mayor expansión con avances del 0,6% y del 0,5%, respectivamente. Además, la inflación se moderó en agosto hasta el 0,3%, su nivel más bajo desde 2009.

   Pese a ello, los países de la eurozona siguen enfrentados sobre las medidas que deberían adoptarse para combatir el riesgo de deflación y una nueva caída en la recesión. Italia y Francia reclaman más flexibilidad en el Pacto de Estabilidad para relajar la disciplina fiscal, mientras que Alemania, la Comisión o el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, sostienen que ya hay suficiente flexibilidad y reclaman más reformas.

   Al mismo tiempo, el presidente designado de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ha anunciado su intención de poner en marcha un plan de inversiones a escala europea de 300.000 millones de euros, que debería aprobarse como muy tarde en febrero. Y Polonia sostiene que para ser realmente eficaz, el plan debería aumentarse hasta 700.000 millones de euros.

   Los ministros de Economía de la eurozona aprobarán además una serie de principios comunes sobre cómo reducir la carga fiscal sobre el trabajo, que es "muy alta" en la mayoría de Estados miembros, para favorecer la creación de empleo y cómo compensar la pérdida de ingresos. En el caso de España, Bruselas ha pedido disminuir las cotizaciones sociales, especialmente en los empleos con salarios más bajos, y aumentar el IVA y los impuestos medioambientales. Pero el Gobierno de Mariano Rajoy ha decidido desoír esta recomendación.

   El Eurogrupo examinará también la situación en Grecia, que en las próximas semanas iniciará las negociaciones con la troika para reducir la carga de su deuda y pactar si es necesario o no un tercer rescate. Además, bloqueará previsiblemente un tramo de 436 millones de euros del rescate a Chipre por considerar que la ley sobre desahucios aprobada por su parlamento no responde a lo pactado con los acreedores.

   Finalmente, los ministros abordarán la petición de Irlanda de devolver por anticipado parte de los préstamos obtenidos del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco del rescate de 85.000 millones concedido en 2010. Dublín lo ha solicitado porque ahora puede obtener financiación más barata en el mercado y los países de la eurozona están de acuerdo, pero la decisión todavía debe ser ratificada por varios parlamentos nacionales, según las fuentes consultadas.